Cáncer de cuello de útero
El cáncer de cuello de útero es el segundo más común en mujeres entre 15 y 44 años en Europa, y se ha observado que afecta a mujeres cada vez más jóvenes. La citología permite detectar la enfermedad en estadios iniciales.

Prevención del cáncer de cuello de útero

Por: María Dolores Tuñón

Médico Residente de Medicina Familiar y Comunitaria

Actualizado: 23 de octubre de 2023

Lo más importante para prevenir el cáncer de cuello de útero es evitar los factores de riesgo anteriormente citados, especialmente la modificación del estilo de vida y del comportamiento sexual. El uso de preservativos es una buena medida profiláctica contra las enfermedades de transmisión sexual y, por tanto, para prevenir la aparición de cáncer de cuello uterino.

PUBLICIDAD

En los últimos años se ha desarrollado una vacuna contra el virus del papiloma humano. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la administración sistemática de esta vacuna protege ya a las niñas de más de 55 países en todo el mundo. Es importante vacunar a las niñas entre los nueve y los 14 años para prevenir la infección antes de que comiencen a tener vida sexual, y cada vez hay más países de ingresos medios y bajos, señala la OMS, que están introduciendo la vacuna contra los papilomavirus humanos en el calendario de vacunación.

Cribado para la detección precoz del cáncer de cuello de útero

La citología rutinaria en la consulta del ginecólogo es muy importante para el diagnóstico precoz, especialmente en casos de posible herencia familiar. De esta forma, se puede comenzar con el tratamiento adecuado cuanto antes para evitar posibles complicaciones.

PUBLICIDAD

En la nueva versión de la guía Control integral del cáncer cervicouterino - Guía de prácticas esenciales que presentó la OMS en diciembre de 2014, este organismo recomendaba usar las pruebas de deteccción de papilomavirus humanos (PVH) como método de cribado para prevenir el cáncer cervicouterino. De esta forma se reducirá la frecuencia del cribado porque si el resultado es negativo, no es necesario repetir la prueba en un mínimo de cinco años, pero sí antes de que transcurran diez.

En septiembre de 2022 la Unión Europea presentó un nuevo enfoque para ayudar a los Estados miembros a intensificar el cribado del cáncer, que se hizo público en el BOE el 9 de diciembre de 2022 y que indica: "Las pruebas de detección del virus del papiloma humano (VPH) utilizando únicamente ensayos clínicamente validados son las pruebas de cribado preferibles para mujeres de entre 30 y 65 años, con un intervalo de al menos cinco años. Considerar la posibilidad de adaptar las edades y los intervalos al riesgo individual basándose en el historial personal de vacunación contra el VPH, así como la posibilidad de ofrecer a las mujeres estuches de instrumental y materiales que les permitan tomarse muestras a sí mismas, especialmente a aquellas que no respondan a las invitaciones al cribado".

PUBLICIDAD

Creado: 3 de enero de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD