Ley de Bienestar Animal: curso para tener perro y fin perros peligrosos

El nuevo proyecto de ley de Protección Animal incluye la obligación de hacer un curso antes de tener un perro, la prohibición de dejarle solo durante más de 24 horas y se elimina la lista de perros peligrosos, entre otras normas.
Escrito por: Natalia Castejón

14/10/2021

Ley de Bienestar Animal: nuevas normas

El gobierno de España ha dado a conocer su anteproyecto de ley de Protección y Derechos de los animales, en el que se incluyen diversas mejoras que blindarán a los animales, protegiéndoles y poniendo fin a algunas prácticas dudosas que algunos estaban llevando a cabo con ellos.

Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, ha presentado este proyecto de ley para el bienestar animal apelando a que existe una gran sensibilidad hacia los animales y que la sociedad los considera como miembros de sus familias; sin embargo, también ha señalado que todavía hay algunas prácticas que pueden ir en contra de estos animales de compañía y que se pretenden regular y prohibir con el nuevo conjunto de normas, entre las que se encuentran:

  • Curso de formación para tener un perro: aquellos que quieran tener un can en casa tendrán que superar una prueba cuyo contenido se determinará reglamentariamente.
  • Máximo cinco animales de compañía: este será el número máximo de mascotas por casa, y si se quieren tener más se tendrán que registrar como núcleos zoológicos. Si se supera este número en el momento actual y tras la aprobación de la ley, no pasa nada, simplemente no se podrá incluir ninguno más.
  • Menos de 24 horas solos: no se podrá dejar a las mascotas solas más de tres días consecutivos, y en el caso de los perros ese tiempo no puede superar las 24 horas.
  • Cría controlada: La cría estará permitida solo a profesionales registrados y se limitará el número de camadas en función de las necesidades de núcleos zoológicos y establecimientos. Se prohibirá la cría en casos de un 25% de consanguinidad entre animales, o cuando haya enfermedades genéticas.
  • Prohibición de criar especies no autóctonas, inclusive en el caso de los zoológicos, que ya no podrán comprar animales, en especial grandes mamíferos y cetáceos. Respecto a los animales no autóctonos, la norma también señala la elaboración de un listado de animales de compañía, en el que se indicará qué animales se puedan comprar y vender fuera del país en base a tres condiciones: que no sean un problema salud publica, que no sean un problema de seguridad pública –por lo que no estarán permitidos los venenosos–, y que no sean un problema medioambiental –tampoco permitirá a los actuales exóticos invasores–.
  • Tiendas de animales prohibidas: no se podrán vender animales en tiendas, se regularán los santuarios de animales y las colonias felinas, y se prohíbe la cría de animales para peletería o el tiro a pichón.
  • Eliminación de registro de perros potencialmente peligrosos: se acaba esta inscripción; hasta 40.000 canes de 8 razas distintas podrían beneficiarse de esta modificación legal: Rottweiler, Staffordshire bull terrier, American staffordshire terrier, Dogo argentino, Akita inu, Fila brasileño, Tosa Inu y Pit bull terrier. La cifra podría elevarse hasta unos 100.000 ejemplares si se atiende a otras regulaciones autonómicas que incluirían perros de hasta otras 8 razas más: Boxer, Doberman, Presa canario, Bullmastiff, Dogo de Burdeos, Dogo del Tíbet, Mastín napolitano y Presa mallorquín. Sin embargo, parece ser que se establecerá otro tipo de control sobre estos animales, y en lugar de por su raza serán evaluados por su comportamiento
  • Regulación del sacrificio: solo se permitirá el sacrificio en excepciones vinculadas a situaciones eutanásicas que estarán contempladas. No se dará la opción de que alguien sacrifique a un animal por cuestión de saturación del centro o por comportamiento.
  • Condiciones en el uso de animales: en las cabalgatas, romerías u otros actos similares, se limitará la temperatura, la edad, y otros aspectos relacionados con el bienestar animal, y en caso de incumplirse el animal no podrá llevar a cabo la tarea.

Sanciones del nuevo proyecto de ley

Estas son algunas de las nuevas normas que se espera que lleguen al Consejo de Ministros en noviembre. A partir de esa fecha, el texto pasará por tramitación por instancias del gobierno y después parlamentario. Desde el Ejecutivo creen que podría entrar en vigor antes del año 2023.

Las multas que se impondrán por no cumplir esta ley oscilan entre 600 y 600.000 euros

En el documento borrador dado a conocer recientemente se ha incluido un apartado de sanciones, en el que se distinguen tres tipos diferentes: leves, graves y muy graves. En el caso de las infracciones leves, las multas oscilarán entre 600 y 30.000 euros; en las graves, entre 30.001 y 100.000 euros, y en las muy graves, de 100.001 a 600.000 euros.

Además, como sanciones accesorias se encuentra la posibilidad de inhabilitar al propietario para la tenencia de cualquier animal por un periodo máximo de cinco años para las infracciones graves, y de cinco a diez años para las muy graves.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD