Microchip para perros: todo lo que debes saber

Cuando un perro entra en nuestras vidas asumimos la responsabilidad de ponerle un microchip de identificación. Te explicamos cómo se pone, su coste y qué debes saber sobre este dispositivo para no tener sorpresas a nivel legal.
Microchip para perros

Actualizado: 24 de septiembre de 2020

Cuando un perro llega a casa son muchas las responsabilidades que debemos asumir. Su alimentación, su salud, su vacunación, su descanso y su higiene son partes esenciales de su cuidado, pero también es nuestra responsabilidad identificar al animal a través del microchip desde que es un cachorro. Te contamos en qué consiste este microchip perruno y por qué debes ponérselo a tu mascota.

¿Para qué sirve el microchip del perro?

Desde cachorros, los perros deben poder ser identificados, y para ello se les coloca a nivel subcutáneo una pequeña cápsula de cristal –del tamaño aproximado de un grano de arroz– en cuyo interior hay un dispositivo al que se le asigna un código de barras único que permite la identificación de los responsables de los animales.

Explica Eguzkine Martín Landa, veterinaria y directora del Centro Médico Veterinario El Palau, que el código del microchip que se asocia a un propietario “se incluye en el registro informático veterinario de identificación animal”. El objetivo de la colocación de este dispositivo subcutáneo es poder localizar rápidamente al responsable del perro en el caso de accidente o pérdida de la mascota, pero también sirve para evitar el abandono de animales.

¿Dónde se coloca el chip a los perros?

El microchip para perros, que según explica a Webconsultas la veterinaria de El Palau, “se pone a través de una inyección subcutánea en la zona izquierda del cuello”, es vitalicio y debe colocarlo un profesional veterinario antes de que el perro cumpla los tres meses. Si bien ponerlo puede resultar un poco molesto, no debería producir ningún tipo de rechazo, alergia, ni dolor posterior.

Implantación del microchip en el perro

¿Cuánto cuesta ponerle un chip a un perro?

En cuando al coste de poner el microchip a un perro, el precio del microchip varía en función de la comunidad autónoma –ya que en algunas está subvencionado–, pero Eguzkine Martín Landa señala que la implantación de un chip de identificación canina está en torno a los 50 euros.

Cuando se coloca un microchip, al responsable del perro se le entrega a su vez una cartilla con todos los datos del animal: nombre y domicilio de la persona responsable, y el número de identificación del perro junto con su nombre, su sexo y su fecha de nacimiento. Se podría decir que es el DNI de tu perro. En dicha cartilla el profesional veterinario también irá poniendo la fecha y el sello oficial de cada una de las desparasitaciones y de las vacunas administradas al animal. Esta documentación debe ser entregada a la autoridad competente si es requerida en algún momento.

¿Es obligatorio ponerle el chip de identificación canina?

En el caso de España, cada comunidad autónoma, así como las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, tiene un registro de animales de compañía. Sin embargo, se debe saber que todas las inscripciones realizadas en dichos registros se centralizan a través de la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC). El fin de la REIAC es la gestión y el control adecuados de las distintas bases de datos de animales de compañía existentes en España y, por supuesto, la comunicación bidireccional con los registros de otros países para asegurar una máxima seguridad en la identificación de animales a nivel internacional.

identificación del microchip para perros

Según Eguzkine Martín Landa, el microchip del perro se lee mediante un lector de chips. Disponen de este lector los veterinarios, y en algunos casos también la policía. Sobre si es obligatorio la veterinaria es muy clara: “La identificación mediante microchip es obligatoria en todo el estado español”. ¿Qué puede suponer no ponerle el chip de identificación al perro del que somos responsables? Responde Eguzkine que, aunque cada comunidad tiene su propia normativa, las consecuencias pueden suponer multas superiores a los 600 euros; por lo que es mejor ponerlo y curarnos en salud, que encontrarnos con una sanción económica.

¿Qué tienes que hacer con el chip si te cambias de domicilio?

Señala Eguzkine Martín Landa que es conveniente que los datos de contacto que aportemos sean correctos y que comuniquemos cuanto antes cualquier cambio de domicilio. También el número de teléfono debe estar actualizado ya que, según la veterinaria, “el teléfono es el medio por el que principalmente se localiza al propietario en caso de encontrarse su mascota perdida”. Basta con aprovechar una de las visitas rutinarias para realizar este trámite y así asegurarnos de tener al día la documentación de nuestro compañero perruno.

¿Qué necesitas si viajáis fuera de España? ¿Qué pasa si tu perro se pierde?

Por último, se debe recordar que desde el año 2015, si vamos a viajar a algún país europeo se debe llevar encima la cartilla identificativa del animal, pero también su Pasaporte para Animales de Compañía. Este documento se solicita a través de un centro veterinario, donde deben certificar que el perro no sufre ninguna enfermedad contagiosa y que sus vacunas están al día.

Viajar con perros

Algunos países –sobre todo fuera de Europa– pueden requerir información o documentación adicional, por lo que es conveniente consultar antes las condiciones de cada país en relación a este asunto. En el caso de que viajemos a Europa, si nuestro perro se pierde podremos intentar localizarlo a través de EUROPETNET añadiendo el número de identificación asignado al microchip del animal.

Creado: 6 de marzo de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD