PUBLICIDAD

En España se producen 30.000 casos de muerte súbita al año

30.000 personas sufren cada año en España un episodio de muerte súbita. Las probabilidades de sobrevivir a este evento son solo de un 5-10%, debido a la falta de desfibriladores y de conocimientos sobre la RCP.
Escrito por: Natalia Castejón

28/09/2018

En España se producen 30.000 casos de muerte súbita al año

Unas 30.000 muertes súbitas tienen lugar cada año en España, un dato incluido en el informe Muerte súbita y cardioprotección en España, realizado por la Sociedad Española del Corazón (SEC), la Cruz Roja y la Fundación Española del Corazón (FEC), y que ha sido presentado con motivo del Día Mundial del Corazón, que tiene lugar cada 29 de septiembre y que está incluido en la celebración de la XXXIV Semana del Corazón.

La muerte súbita es un episodio que se traduce como una defunción repentina de una persona que se encontraba aparentemente sana. Este fallecimiento se produce por una fibrilación ventricular, un tipo de arritmia maligna que deriva en un paro cardiaco, el cual priva de riesgo sanguíneo al cerebro en pocos segundos y que, de no revertirse cuanto antes, puede provocar serios daños o incluso la muerte. El presidente de la FEC, Carlos Macaya, ha hecho hincapié en que cada minuto que transcurre desde la parada del corazón la probabilidad de sobrevivir se reduce un 10%, es decir, en diez minutos no habría vuelta atrás.

Los primeros 10 minutos, vitales para salvar la vida

Por ese motivo, el primer momento tras el desvanecimiento es clave para sobrevivir, para ello es necesario que alguien comience cuanto antes a hacer la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP), lo ideal sería en menos de tres minutos desde el inicio del cuadro clínico. Sin embargo, según ha explicado el Dr. Macaya, en España son pocos los que tienen conocimientos sobre cómo practicar una RCP, solo el 10% de la población sabría comenzarla, mientras que en algunos países europeos esta cifra es de más del 25%.

Si en España hubiera un mayor conocimiento de la población de las técnicas de reanimación cardiopulmonar se podrían llegar a salvar 6.000 vidas más al año

Este hecho da lugar a la siguiente cifra expuesta en el informe, las personas que sufren un episodio de muerte súbita fuera de un entorno médico tienen entre un 5 y un 10% de probabilidades de sobrevivir, que contrasta con las que tienen en los países nórdicos, donde se salva un 30%. Si los españoles conociesen la técnica como lo hacen en estos países, se podrían llegar a salvar 6.000 vidas más al año de las que se salvan a día de hoy.

Medidas para evitar fallecimientos por muerte súbita

La incidencia de la muerte súbita es mayor en los niños menores de un año, pues todavía no tienen formado del todo el sistema respiratorio y cardiaco, y en los mayores de 60 años. Además, unas 1.000 personas deportistas entre 15 y 30 años fallecen por esta causa al año en España y la mayoría de ellos desconocía que tenía una enfermedad como arritmia primaria o miocardiopatía hipertrófica.

Uno de los objetivos que tiene este informe es promover la enseñanza de esta técnica de reanimación en colegios, nuevos comercios y en todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y la implantación obligatoria de desfibriladores automáticos o semiautomáticos en todos los lugares públicos y privados, pues hasta ahora solo Asturias, País Vasco, Madrid, la Comunidad Valenciana, Andalucía y Canarias se han adaptado a esta legislación.

Además, recomiendan que se instalen en el transporte público y en vehículos propios, y se impartan estos cursos de RCP a personas que quieran renovar o sacarse el carnet de conducir. Si se llevan a cabo estas medidas, en unos diez años el 80% de la población en España estaría capacitada para comenzar una reanimación cardiopulmonar, evitando así un gran número de muertes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD