PUBLICIDAD

Descubren por qué un tipo de cáncer de mama se vuelve más agresivo

En algunos tumores de mama la terapia hormonal no funciona y se vuelven muy agresivos. Un nuevo estudio revela el proceso por el que esas células cancerosas migran a otros tejidos y causan metástasis, y cómo se podría prevenir.
Escrito por: Caridad Ruiz

13/05/2019

Mujer con cáncer de mama

Una investigación codirigida por el Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Imperial College London, de Reino Unido, ha descubierto cómo las células cancerosas de un tipo de tumor de mama que es resistente a las terapias hormonales modifican su estructura, volviéndose más agresivas. El trabajo describe el mecanismo que provoca que el tratamiento hormonal contra tumores receptores de estrógeno positivo (ER-positivo) promueva cambios en el esqueleto celular o citoesqueleto y aumente la capacidad de las células cancerosas para invadir otros tejidos y causar metástasis.

La mayoría de las mujeres con cáncer de mama padece un subtipo de tumor llamado receptor de estrógeno positivo o ER-positivo. En ellos generalmente la terapia hormonal basada en administrar inhibidores de la aromatasa suele ser muy efectiva, pero un 30% de las pacientes desarrollan una resistencia a esta terapia y como consecuencia el cáncer reaparece de nuevo, más agresivo, y con metástasis en diferentes partes del cuerpo.

Cambios celulares que se producen en el tumor de mama

En esta investigación se han estudiado los cambios que ocurren en esas células cancerosas cuando se exponen a los medicamentos de la hormonoterapia. Los científicos observaron que esas células reordenan o alteran la actividad de su información genética o ADN, sin la aparición de nuevas mutaciones. Tras estudiar esos reordenamientos del ADN, identificaron que un área de las células estaba muy alterada y provocaba el aumento de la keratina 80 (KTR80), una proteína que forma parte de uno de los componentes del esqueleto celular que da forma y resistencia a las células.

Los fármacos capaces de modular los mecanismos epigenéticos de las células podrían prevenir las resistencias a los tratamientos hormonales y la aparición de metástasis

La KTR80 también es el componente que da fuerza al cabello, pero no suele estar presente en las células epiteliales de la mama, y en las células cancerosas provoca que el tumor sea más rígido. Los investigadores descubrieron así que las pacientes que eran resistentes a la terapia hormonal y con un aumento de las células positivas para KRT80 desarrollaban la enfermedad más rápido porque las células contaban con una mayor capacidad para cambiar de forma e invadir otros tejidos.

Los resultados de la investigación –que se han publicado en Nature Communications– sugieren que los fármacos capaces de modular los mecanismos epigenéticos de las células podrían influir en el desarrollo de esas resistencias del cáncer a los tratamientos hormonales y prevenir la aparición de metástasis.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD