PUBLICIDAD

Un cóctel de fármacos amplía la supervivencia en cáncer de páncreas

Una nueva opción terapéutica para pacientes con el tipo de cáncer de páncreas más común, que consiste en una combinación de cuatro fármacos, aumenta la supervivencia libre de enfermedad y la global.
Escrito por: Eva Salabert

08/06/2018

Ilustración 3D cáncer de páncreas

Los individuos a los que se administró la nueva terapia vivieron casi 20 meses más.

Los pacientes con adenocarcinoma ductal pancreático no metastásico (PDAC), el tipo de cáncer de páncreas más común, y que supone el 90% de todos los casos, podrían sobrevivir una media de 21,6 meses sin sufrir una recidiva de la enfermedad (frente a 12,8 meses) gracias a un nuevo tratamiento que consiste en la combinación de cuatro fármacos quimioterápicos tras la cirugía, y que se acaba de presentar en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO).

La nueva opción terapéutica –denominada mFOLFIRINOX– también mejora la supervivencia global en comparación con la administración de gemcitabina (Gemzar®) –el tratamiento estándar–, que pasaría de 35 meses a 54,4, según los resultados de un ensayo clínico en fase III realizado con 493 pacientes a los que se había extirpado todo o casi todo el tumor quirúrgicamente, por lo que aunque no queden células cancerosas a la vista, siguen quedando otras microscópicas que el cirujano no es capaz de detectar.

Los pacientes con cáncer de páncreas a los que se administró la nueva terapia vivieron casi 20 meses más y permanecieron libres de cáncer nueve meses más

Después de someterse a la cirugía, estos pacientes fueron asignados de forma aleatoria a recibir gemcitabina o mFOLFIRINOX durante un periodo de seis meses. De media, los individuos a los que se administró la nueva terapia vivieron casi 20 meses más y permanecieron libres de cáncer nueve meses más que aquellos que recibieron el tratamiento estándar.

Objetivo: mejorar el pronóstico del cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas, como ha explicado el Dr. Jim Biagi, investigador del Canadian Cancer Trials Group (CCTG) y codirector del estudio, tiene muy mal pronóstico y la cirugía solo se puede practicar a un pequeño porcentaje de los pacientes (10-20%), e incluso en esos casos la mayoría sufren una recaída de la enfermedad y fallecen. Sin embargo, los resultados del trabajo han demostrado que los pacientes que reciben mFOLFIRINOX tras la cirugía tienen casi el doble de posibilidades de sobrevivir.

Estos hallazgos sugieren que el nuevo tratamiento podría aplicarse pronto en todo el mundo, aunque quedan algunas cuestiones por comprobar. Por ejemplo, habría que realizar pruebas para descubrir la mejor forma de programar la quimioterapia, ya que es posible que administrar el tratamiento a los pacientes antes de la cirugía permitiera destruir las micrometástasis que no se pueden detectar, lo que aumentaría las posibilidades de que el tumor fuera extirpado por completo por el cirujano. Y otra alternativa sería administrar la mitad de los ciclos de quimioterapia antes de la intervención, y la otra mitad después de la misma.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD