PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

El primer cigarro de la mañana es el más peligroso

Los fumadores que encienden su primer pitillo después de levantarse tienen un mayor riesgo de cánceres de pulmón, cabeza y cuello

08 de Agosto de 2011

Para muchos es un hábito rutinario casi inconsciente: es despertarse y encender el primer cigarrilo del día. Todos son peligrosos, pero éste, el primero de la mañana, el que más. Así lo aseguran dos nuevos estudios publicados en la edición 'on line' de la revista 'Cancer', que concluyen que los fumadores que tienden a encender su primer pitillo pronto después de levantarse presentan un mayor riesgo de desarrollar cánceres de pulmón, cabeza y cuello que los fumadores que suelen esperar más.

El equipo de Joshua Muscat, investigador del Penn State College of Medicine, en Hershey, investigó si la dependencia de la nicotina, entendida como el tiempo que tarda un fumador en encender su primer cigarrillo tras despertarse, afecta al riesgo que corren estas personas de sufrir cáncer de pulmón, cabeza y cuello, con independencia de la frecuencia con la que se fuma y durante cuanto tiempo.

Los investigadores analizaron 4.775 casos de cáncer de pulmón y a 2.835 pacientes de control, todos fumadores habituales. En comparación con los individuos que fumaban más de una hora después de levantarse, las personas que consumían su primer cigarrillo entre 31 y 60 minutos después de despertar eran 1,31 veces más propenso a desarrollar cáncer de pulmón. Aquellos que fumaban en los 30 minutos después de levantarse eran 1,79 veces más propensos a sufrir esta enfermedad.

Algo similar sucedía con los 1.055 pacientes con cánceres de cabeza y cuello y a 795 pacientes del grupo de control, todos ellos tenían con un historial de fumador, analizados en el estudio. Comparando a los individuos que fumaban más de una hora después de levantarse, aquellos que fumaban entre 31 y 60 minutos después eran 1,42 veces más propensos a desarrollar cánceres de cabeza y cuello y aquellos que fumaban en la media hora después de despertar eran 1,59 veces más propensos de sufrir estos tumores.

La explicación, según Muscat, es que “estos fumadores tienen mayores niveles de nicotina y, posiblemente, de otras toxinas del tabaco en su organismo y pueden ser más adictos que los fumadores que esperan media hora o más para su primer cigarrillo del día”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD