PUBLICIDAD

Pruebas médicas
ELISA
El ELISA (enzyme-linked immunosorbent assay o ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas) es una técnica de laboratorio que identifica pequeñas partículas –antígenos–, y gérmenes que causan enfermedades.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace un ELISA

Bandeja con muestras de sangre

Los anticuerpos se añaden a las muestras de sangre para detectar los antígenos

El análisis por ELISA lo pedirá el médico cuando sea necesario y sea la mejor arma diagnóstica para estudiar tu enfermedad. Para hacerla, te tomarán primero la muestra sobre la que se realizará el ELISA.

Según el lugar de recogida de la muestra se recomienda adoptar unas u otras medidas. Por ejemplo, si es uretral no debes orinar las dos horas previas; si es un esputo es mejor recogerlo a primera hora de la mañana, y si se trata de una muestra de sangre es mejor que coincida con un pico de fiebre. Pero esos detalles te los hará saber el médico antes de realizarte la prueba, así que no debes preocuparte.

Una vez que te hayan recogido la muestra a estudiar puedes realizar una vida normal. Mientras esperas los resultados no debes estar nervioso y debes mantener tu rutina. Para que sepas cómo se hace un ELISA resumimos los pasos a continuación:

  • Se deposita la muestra recogida en bandejas con pequeños pozos. Al lado habrá pozos para muestras que se sepan que están contaminadas y libres de antígenos conocidos.
  • Una vez depositada la muestra se añaden los anticuerpos que detectan los antígenos si los hay. En el otro extremo de los anticuerpos hay enzimas acopladas.
  • Si es un ELISA indirecto se pueden añadir otros anticuerpos que detecten los anticuerpos previos; así se amplía la señal.
  • Se realiza un lavado de los pocillos; así se eliminan los anticuerpos que no estén unidos a antígenos.
  • Se añade un sustrato, es decir, una sustancia química que reacciona con las enzimas de los anticuerpos que queden. Al reaccionar se forman metabolitos.
  • Por último, se mide la cantidad de metabolito que hay mediante diferentes técnicas, como la espectrofotometría.

Complicaciones del ELISA

Las complicaciones de la ELISA son prácticamente inexistentes. Es una prueba segura que no entraña riesgos para las personas que se someten a ella. El único riesgo es aceptar resultados falsos como positivos o negativos, y tomar medidas equivocadas al respecto.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''

PUBLICIDAD