PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Enema opaco
El enema opaco estudia una posible patología del colon (intestino grueso) por medio de rayos X y un compuesto de bario llamado contraste. Conoce cómo se realiza y qué tener en cuenta antes de la prueba.
Escrito por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Preparación para el enema opaco

Estas son las cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de someterte a un enema opaco:

  •  Duración: un enema opaco simple se realiza en unos 30-45 minutos aunque el bario se mantiene dentro del intestino sólo unos 10-15 minutos. La realización de un enema opaco de doble contraste puede llevar más de una hora.
  •  Ingreso: la prueba se puede hacer de forma ambulatoria.
  •  ¿Es necesario ir acompañada?: no hace falta ir acompañado. Sin embargo, a veces se puede acabar cansado tras la prueba, por lo que es recomendable que alguien le lleve a casa.
  •  Medicamentos: para realizar la prueba necesitará limpiar el colon durante 1-3 días antes del procedimiento. Le darán instrucciones para hacerlo por medio de laxantes, que se administran por vía oral o por medio de enemas. La dieta que debe seguir durante ese periodo depende del tipo de laxante que le suministren. En general se recomienda una dieta pobre en residuos, por ello, no debe comer alimentos como patatas, verduras, frutas, o zumos no filtrados, durante los tres días anteriores a la prueba. Estas instrucciones pueden cambiar según el laxante que le den para preparar la prueba. Si tras la toma de los laxantes, las heces no son líquidas y claras le pueden recomendar ponerse un enema de agua templada, y repetir el enema cada 30 a 60 minutos hasta que se expulse agua limpia. A veces se sustituye este enema por un supositorio. En cualquier caso, le darán una hoja de instrucciones que debe seguir estrictamente.
  •  Comida: en general le indicarán que acuda en ayunas, pero debe seguir las instrucciones de su médico en este sentido.
  •  Ropa: puede llevar la ropa que desee pero conviene que sea fácil de quitar.
  •  Documentos: debe llevar el consentimiento informado, que es un papel donde le explican en qué consiste la prueba y sus posibles riesgos. Debe leerlo atentamente y llevarlo firmado. Debe llevar el volante de solicitud de la prueba.
  •  Contraindicaciones: No conviene hacer un enema opaco en los siguientes casos:
    • En casos de patologías del colon que pueden empeorar si se realiza un enema opaco, como por ejemplo una obstrucción intestinal, una hemorragia digestiva aguda, una perforación del colon, o una dilatación patológica del colon llamada megacolon tóxico.
    • En el embarazo, pues la técnica se realiza con rayos X, lo que puede dañar al feto.
    • Alergia o intolerancia al contraste o a las soluciones que se dan como laxantes.
    • Personas muy debilitadas o que no se puedan mover adecuadamente durante la exploración.
    • Patología del ano que impida la introducción del contraste.
    • Personas con una colostomía, es decir, cuando por alguna patología del colon ha sido necesario unir el extremo del colon a la pared abdominal.
  •  Embarazo y lactancia: debe evitarse en el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, por el riesgo de radiación al feto. La lactancia en general no contraindica la realización de la prueba. La cantidad de contraste que se puede excretar por la leche es muy pequeña, y la cantidad que absorbe el bebé por el intestino es menor del 1% de lo que ingiera. Por ello, la cantidad que puede llegar al bebé es tan pequeña que en general no se recomienda detener la lactancia. Las soluciones evacuantes para preparar el intestino suelen ser compatibles con la lactancia, aunque podrían ocasionar diarrea al lactante. Siempre conviene advertir al médico de la posibilidad de embarazo o de si está en periodo de lactancia, por si se puede posponer la prueba o sustituir por otra más segura. Aquellas madres que estén preocupadas por el mínimo riesgo que pueda tener sobre su hijo la realización de la prueba pueden evitar la lactancia durante las 24 horas siguientes a la realización del procedimiento. Durante estas 24 horas la madre puede sacarse la leche por medio de una bomba y desecharla. Otra opción que se puede elegir, en previsión de este periodo en el que no se va a dar de mamar, es que la madre se saque la leche antes de la prueba y almacene la cantidad suficiente como para cubrir las necesidades del niño durante 24 horas.

Otras consideraciones

  • Hay que advertir al técnico la posibilidad de tener alergia al látex, pues pueden utilizarse materiales que contengan esta sustancia durante el procedimiento.
  • Hay que advertir si se le ha realizado en los últimos días alguna otra prueba con contraste por vía oral. En tal caso, habría que esperar varios días a que se elimine completamente este contraste para realizar la prueba.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''

PUBLICIDAD