PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Laparoscopia
La laparoscopia es una técnica exploratoria o diagnóstica que también se emplea para realizar intervenciones quirúrgicas a través de pequeñas incisiones, lo que permite que el paciente se recupere antes y mejor.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Preparación para la laparoscopia

Preparación para la laparoscopia

Si te van a realizar una laparoscopia estas son las cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de prepararte para la prueba:

  •  Duración: la laparoscopia tiene una duración variable según la técnica quirúrgica que vaya a realizarse. Puede llevar desde unas horas (resecciones de apéndice, reparación de hernias, etcétera), hasta toda una mañana o tarde (solucionar obstrucciones intestinales o resección de tumores).
  •  Ingreso: la laparoscopia suele requerir el ingreso hospitalario la noche de antes de la operación. Después, el postoperatorio puede alargarse unos tres o cuatro días, pero si todo va bien no llegará a la semana como norma general. Si la laparoscopia sólo ha sido exploratoria puedes recibir el alta en 24 horas.
  •  ¿Es necesario ir acompañado?:  sí, es recomendable. Después de la laparoscopia no debes realizar esfuerzos, y puedes necesitar ayuda para ir al baño o incorporarte. Cuando recibas el alta no es recomendable que conduzcas ningún vehículo, sobre todo si la laparoscopia se ha realizado unas 24 horas antes aproximadamente.
  •  Medicamentos: no es necesario tomar ningún medicamento previo. Se debe comunicar al médico todas las medicinas que se toman habitualmente, y él decidirá cuáles suspender o mantener. Se debe evitar tomar medicamentos que dificulten la coagulación de la sangre las dos semanas previas a la laparoscopia, como la aspirina, el ibuprofeno y otros antiinflamatorios.
  •  Comida: se debe permanecer en ayunas desde las ocho horas previas a la laparoscopia. Si necesitas tomar alguna medicación, toma las pastillas con un pequeño sorbo de agua.
  •  Ropa: una vez que se ingresa en el hospital la ropa de calle se cambia por una bata más cómoda y apta para el quirófano. Se recomienda llevar ropa para dormir y calzado cómodo para el ingreso.
  •  Documentos: es recomendable llevar el historial médico sobre la enfermedad que se va a intervenir, aunque el médico ya lo tendrá. Antes de someterte a la intervención firmarás el consentimiento informado, con el que aceptas que te realicen la técnica y conocerás los posibles riesgos.
  •  Contraindicaciones:  la principal contraindicación es haberse sometido alguna vez en la vida a una operación quirúrgica abdominal, por laparoscopia o no, porque cuando se opera el abdomen siempre se rozan las vísceras internas y se forman bridas entre ellas, es decir, cicatrices fibrosas que unen los intestinos y otras vísceras entre sí haciendo que sea difícil separarlas, lo que complica su manipulación en la laparoscopia. Otra contraindicación serían situaciones de urgencia en las que no haya tiempo de preparar una laparoscopia.
  •  Embarazo y lactancia: la laparoscopia se debería limitar al segundo trimestre de embarazo cuando sea necesario; en situaciones muy urgentes se puede realizar en cualquier momento, aunque el riesgo sobre el embarazo es mayor. No hay nada que contraindique la laparoscopia durante la lactancia, aunque el postoperatorio y el ingreso hospitalario pueden dificultar el horario de lactancia.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD