PUBLICIDAD

El tratamiento de la colitis ulcerosa dependerá de la gravedad del brote que sufra el enfermo.

  • Brote leve: cuando sólo se afecta el recto. En este caso se utilizarán unos fármacos llamados aminosalicilatos (como la sulfasalazina o la mesalazina). Se pueden dar en forma de supositorios o de espuma a través del ano.
  • Brote moderado: se considera que un brote es moderado cuando, entre otros aspectos, no finaliza con aminosalicilatos y es necesario añadir corticoides al tratamiento de colitis ulcerosa, que pueden ser en forma de cremas o por vía venosa. En este tipo de brotes el enfermo suele necesitar ingreso en un hospital.
  • Brote severo: cuando los brotes son tan graves que suponen un peligro para la persona que los sufre se comienza a tratar directamente con corticoides por vía venosa. A veces este tratamiento no es suficiente y se necesitan fármacos que disminuyan la activación del sistema inmune, los más usados son la ciclosporina y el infliximab.

Creado: 10 de enero de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD