El síntoma principal de la incontinencia urinaria, y el que define a este problema, es la pérdida involuntaria de orina. Puede ocurrir al toser, estornudar, mantener relaciones sexuales o realizar algún esfuerzo físico. Dependiendo del tipo de incontinencia, la pérdida de orina será mayor o menor.

En algunos casos puede acompañarse de dolor e infecciones de orina que se repiten con asiduidad.

Factores de riesgo de incontinencia urinaria

Existen una serie de factores de riesgo que pueden predisponer a padecer episodios de incontinencia urinaria, como ocurre a las mujeres en el caso de haber tenido algún parto vaginal, la menopausia y haber sufrido una histerectomía (extirpación quirúrgica del útero, total o parcialmente).

Otros factores de riesgo de incontinencia urinaria, que afectan a ambos sexos, son la edad avanzada, la obesidad, el estreñimiento, presentar una movilidad reducida, padecer ciertas enfermedades como la diabetes o el alzhéimer, o ingerir fármacos diuréticos.

Creado: 3 de diciembre de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD