Terremotos
Los terremotos no siempre se pueden predecir con suficiente tiempo para evacuar la zona. Tomar ciertas precauciones que minimicen sus consecuencias y saber cómo actuar antes, durante y después de un seísmo pueden salvar tu vida y la de otros.

Cómo actuar durante un terremoto

Actualizado: 31 de enero de 2020

Si tenemos la mala suerte de presenciar o ser víctimas de un terremoto, lo primero, y muy importante, que debemos que debemos tener presente en los minutos que sigan a su inicio, es mantener la calma y hacer un repaso mental de lo que se debe hacer y establecer las prioridades. Si se conocen los pasos a seguir no hay por qué entrar en pánico.

Estas son las recomendaciones básicas sobre cómo actuar durante un terremoto:

  • Si te encuentras en el interior de un edificio busca un sitio seguro, y lleva a cabo la secuencia “agacharse, cubrirse y agarrarse” (agacharse debajo, por ejemplo, de una mesa, agarrarse a algo fijo y seguro, y cubrirse los ojos apretando la cara contra el brazo), y esperar a que termine el temblor. No es seguro permanecer cerca de ventanas o estanterías; algunas zonas seguras pueden ser un muro central del edificio, bajo el paso de una puerta, o bajo una mesa resistente.
  • No se deben utilizar los ascensores ni intentar salir del edificio. Muchos accidentes se producen al intentar escapar al exterior.
  • Ser consciente de que en los edificios pueden saltar las alarmas y los mecanismos antiincendios, y que es normal que la luz se vaya.
  • Si durante un temblor, estás en el exterior, es conveniente mantenerse en un lugar despejado, tirarse al suelo y protegerse la cabeza. Evitar estar cerca de árboles, cables de electricidad, edificios y, básicamente, cualquier cosa que pueda caer.
  • No usar cerillas, mecheros, o cualquier objeto que provoque chispas, ya que se podría haber producido una fuga de gas.
  • Si estás conduciendo, reduce la velocidad y para de forma segura en un lugar despejado. Se debe permanecer dentro del coche hasta que el temblor haya pasado.
  • Si utilizas una silla de ruedas, frénala en un lugar seguro, y protégete la cabeza con los brazos
  • Si estás atrapado en un lugar cerrado o entre escombros no pierdas la calma, intenta moverte lo menos posible para no levantar polvo, y cubrirte la boca y la nariz con un pañuelo o con la propia ropa. Para llamar la atención de los rescatadores evita gritar y utiliza mejor algún elemento del entorno para golpear y hacer ruido, como una vara de metal contra la pared.

Creado: 18 de septiembre de 2014

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD