Dormir con luz se asocia a riesgo de obesidad, diabetes e hipertensión

Las personas mayores que duermen con luz o dejan la televisión, el smartphone o la tablet encendidos en la habitación durante el sueño tienen más probabilidades de ser obesas y padecer diabetes o tener la tensión alta.
Escrito por: Eva Salabert

24/06/2022

 Dormir con luz: así puede dañar tu salud

Muchos niños tienen miedo a la oscuridad, pero también hay adultos que siguen prefiriendo mantener una luz encendida en su dormitorio durante toda la noche. Si eres uno de ellos, cuidado, porque hay evidencias científicas que alertan de que dormir con iluminación artificial puede perjudicar la salud. Hace unos años, un estudio del Instituto de Ciencia de la Salud y Medio Ambiente de Estados Unidos relacionó la exposición a la luz artificial por la noche mientras se duerme con una ganancia de peso en las mujeres, y este mismo año otro estudio revelaba que la luz ambiental en el dormitorio puede dañar el corazón y aumentar la resistencia a la insulina.

PUBLICIDAD

Ahora, una nueva investigación de la Universidad de Northwestern en Chicago (Estados Unidos) ha encontrado que los hombres y mujeres mayores que utilizaban luces nocturnas o dejaban la televisión, el smartphone o la tablet encendidos en la habitación mientras dormían tenían más probabilidades de ser obesos y tener hipertensión y diabetes, en comparación con los adultos que no habían estado expuestos a ningún tipo de iluminación durante la noche.

“Tal vez incluso una pequeña cantidad de luz en la noche puede ser dañina”, ha dicho la Dra. Minjee Kim, profesora asistente de neurología en el Centro de Medicina Circadiana y del Sueño de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, y autora principal del trabajo, que ha advertido que el nuevo estudio, sin embargo, no prueba que la exposición a la luz durante el sueño provoque alguna de estas afecciones de salud, sino que puede existir un vínculo, y que es posible que haya una explicación biológica más allá de la interrupción del sueño, que asocia la luz con un mayor riesgo de obesidad, diabetes e hipertensión.

PUBLICIDAD

“No es natural ver esas luces en la noche”, ha dicho. “La luz en realidad apaga algunas de las partes del cerebro que le dicen a nuestro cuerpo que es de día o de noche. Entonces, esas señales se confunden de alguna manera, porque la señal circadiana se debilita y, con el tiempo, eso tiene implicaciones para nuestra salud” y puede provocar enfermedades metabólicas y cardíacas.

Por qué la luz interfiere en el sueño y perjudica la salud

Kim y sus colegas estudiaron a más de 550 personas de 63 a 84 años que participaron en el Estudio de Envejecimiento Saludable de Chicago y que utilizaron dispositivos que midieron la cantidad de luz en sus dormitorios durante una semana. Comprobaron así que menos de la mitad pasaba cinco horas en completa oscuridad mientras dormía, y que los otros estaban expuestos a algo de luz, incluso durante las cinco horas más oscuras del día, por lo general en medio de su sueño nocturno.

PUBLICIDAD

“La melatonina está asociada con múltiples propiedades para la salud, incluidas propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y la luz por la noche reduce la melatonina”

Los investigadores reconocen que no saben si la obesidad, la diabetes y la hipertensión hacen que las personas necesiten dormir con una luz encendida, o si es la luz la que conduce a la aparición de estos problemas de salud, ya que algunas personas con entumecimiento en los pies a causa de la diabetes pueden querer usar una luz nocturna para prevenir caídas cuando se levantan para ir al baño por la noche.

Emerson Wickwire, profesor y jefe de sección de medicina del sueño en la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, que no ha participado en este estudio, pero ha revisado sus resultados, señala varios factores que pueden explicar el empeoramiento de los efectos sobre la salud de la exposición a la luz durante la noche.

PUBLICIDAD

Según él, en primer lugar “la luz en la noche podría empeorar la salud al desregular el reloj circadiano”, y “además del sueño, la salud circadiana es vital para la prevención de enfermedades y un rendimiento óptimo”. En segundo lugar, continúa, la luz es un poderoso supresor de la melatonina. “La melatonina, también llamada la hormona de la oscuridad, está asociada con múltiples propiedades para la salud, incluidas propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. La luz por la noche reduce la melatonina”.

Para aprovechar todos los beneficios de dormir bien, Wickwire recomienda: “Crea un espacio sagrado para dormir”. “El ambiente de tu dormitorio debe ser fresco, oscuro, tranquilo y despejado”. Los investigadores también han ofrecido algunos consejos para que en el dormitorio la luz sea lo más tenue posible:

PUBLICIDAD

  • No enciendas las luces. Si necesitas algo de iluminación por seguridad, procura que sea tenue y que esté cerca del suelo.
  • El color de la luz también es importante. Prioriza la luz ámbar o roja/naranja, que estimula menos el cerebro, en vez de usar luz blanca o azul, y mantenla alejada de la cama.
  • Si la luz exterior penetra en el dormitorio, usa persianas o cortinas opacas, o ponte una máscara para cubrir los ojos.
  • Coloca la cama de modo que la luz exterior no te dé en la cara.

Actualizado: 24 de junio de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD