Traumatismo craneal
Accidentes, caídas o golpes pueden provocar una lesión en el cuero cabelludo, el cráneo o, más profundamente, en el cerebro. Nunca se debe restar importancia a un golpe en la cabeza, aprende cómo actuar.

Diagnóstico de una conmoción cerebral

Actualizado: 7 de marzo de 2019

Una conmoción cerebral con frecuencia no revela síntomas hasta pasadas horas, incluso días. En el centro médico, el profesional hará una exploración física, y también realizará preguntas simples tales como “¿qué día es tu cumpleaños?” para evaluar el estado de conciencia y memoria y confirmar el diagnóstico de conmoción o traumatismo cerebral.

También es posible utilizar métodos más avanzados, son las llamadas pruebas de imagen que proporcionan una visión del cerebro y el cráneo, haciendo que las lesiones se hagan visibles y por lo tanto, se puedan tratar antes de que aparezcan los síntomas:

  • Tomografía computerizada: es una prueba de imagen en la que se utilizan rayos X para observar tanto el cráneo y los huesos de la cara y mandíbula, como el cerebro. Es totalmente indolora y suele durar alrededor de 5 minutos. Permite observar las posibles fracturas óseas, las hemorragias internas y aneurismas.
  • Electroencefalograma (EEG): esta prueba se centra en la actividad eléctrica de las células del cerebro. Se representa mediante una serie de ondas, y cuando existe una lesión estas ondas aparecen distintas a las normales. Sirve para comprobar la existencia de convulsiones, y también para confirmar la actividad cerebral en el área del cerebro afectada por el golpe.
  • Resonancia magnética: si la tomografía se usa para ver los huesos, la resonancia magnética muestra el cerebro y los tejidos blandos que lo rodean, haciendo muy sencilla la búsqueda de cualquier lesión. Es indolora y no se utilizan radiaciones.

Creado: 29 de abril de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD