Traumatismo craneal
Accidentes, caídas o golpes pueden provocar una lesión en el cuero cabelludo, el cráneo o, más profundamente, en el cerebro. Nunca se debe restar importancia a un golpe en la cabeza, aprende cómo actuar.

Síntomas de traumatismo y conmoción cerebral

Mujer con mareos y dolor de cabeza
Hay que estar atento a las señales que anuncian una conmoción cerebral, ya que hay que actuar con rapidez.

Actualizado: 1 de febrero de 2023

Cuando un traumatismo craneal causa cambios en el funcionamiento del cerebro, apareciendo así diversos signos y síntomas de acuerdo con la gravedad de la lesión, se habla entonces de conmoción cerebral.

Los signos y síntomas de un traumatismo craneal o craneoencefálico pueden aparecer inmediatamente después del impacto, progresivamente o pueden tardar horas o días en manifestarse. Incluso cuando no se observa una lesión, es posible que aunque el cráneo esté intacto el cerebro haya sido afectado, existiendo así una conmoción cerebral.

PUBLICIDAD

Una conmoción cerebral tiene una serie de síntomas que pueden variar según la gravedad, y pueden durar desde unas horas hasta semanas. Según la gravedad se observan:

  • Confusión mental, dificultad para pensar con claridad.
  • Pérdida de memoria de los acontecimientos que rodean el momento del accidente.
  • Somnolencia, duerme más de lo normal y tiene dificultad para despertarse.
  • Pupilas desiguales, al observar los ojos se ve una de ellas más dilatada que otra.
  • Alucinaciones, ve luces centelleantes.
  • Dificultad al guardar el equilibrio, incluso impidiendo la deambulación.
Síntomas de traumatismo y conmoción cerebral

Diagnóstico de una conmoción cerebral

Una conmoción cerebral con frecuencia no revela síntomas hasta pasadas horas, incluso días. En el centro médico, el profesional hará una exploración física, y también realizará preguntas simples tales como “¿qué día es tu cumpleaños?” para evaluar el estado de conciencia y memoria y confirmar el diagnóstico de conmoción o traumatismo cerebral.

PUBLICIDAD

También es posible utilizar métodos más avanzados, son las llamadas pruebas de imagen que proporcionan una visión del cerebro y el cráneo, haciendo que las lesiones se hagan visibles y por lo tanto, se puedan tratar antes de que aparezcan los síntomas:

  • Tomografía computerizada: es una prueba de imagen en la que se utilizan rayos X para observar tanto el cráneo y los huesos de la cara y mandíbula, como el cerebro. Es totalmente indolora y suele durar alrededor de 5 minutos. Permite observar las posibles fracturas óseas, las hemorragias internas y aneurismas.
  • Electroencefalograma (EEG): esta prueba se centra en la actividad eléctrica de las células del cerebro. Se representa mediante una serie de ondas, y cuando existe una lesión estas ondas aparecen distintas a las normales. Sirve para comprobar la existencia de convulsiones, y también para confirmar la actividad cerebral en el área del cerebro afectada por el golpe.

    PUBLICIDAD

  • Resonancia magnética: si la tomografía se usa para ver los huesos, la resonancia magnética muestra el cerebro y los tejidos blandos que lo rodean, haciendo muy sencilla la búsqueda de cualquier lesión. Es indolora y no se utilizan radiaciones.
Un médico observa los resultados de pruebas de imagen para diagnosticar una conmoción cerebral

Signos de alarma en un traumatismo cerebral

En caso de observar algún síntoma de conmoción cerebral se debe estar muy atento, pues hay señales que hay que tener en cuenta, ya que anuncian un caso de emergencia en el que hay que actuar con extrema rapidez. Los siguientes signos son motivo de alarma:

  • La conciencia cambia bruscamente, pudiendo estar alerta en un momento e inconsciente en otro.
  • El afectado se comporta de manera inusual.
  • La confusión va en aumento y no desaparece.
  • Es incapaz de mover un brazo o una pierna.

    PUBLICIDAD

  • Convulsiones con posible pérdida de conocimiento.
  • Inconsciencia prolongada (coma).
  • Pupilas de los ojos de tamaño diferente.
  • Vomita más de dos veces y con frecuencia
  • Problemas para guardar el equilibrio e incluso caminar.

Creado: 29 de abril de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD