PUBLICIDAD

Vaginosis bacteriana
La vaginosis bacteriana es una alteración de la flora vaginal que provoca un cambio en el flujo, que se vuelve más abundante y adquiere un olor fuerte y desagradable. Te explicamos su tratamiento y cómo prevenir su aparición.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Doctora en Medicina, especialista en Medicina Interna y experta en microbiota

Qué es la vaginosis bacteriana

Actualizado: 12 de abril de 2019

La vaginosis bacteriana consiste en la alteración de la microbiota o flora vaginal en la que las especies de Lactobacillus que normalmente dotan a la vagina de un pH ácido disminuyen, y en su lugar aparecen otro tipo de bacterias que alteran el microambiente vaginal. Aunque en la gran mayoría de las mujeres este desequilibrio en su flora íntima no da síntomas, puede ser un factor de riesgo para sufrir problemas de salud que pueden incluso llegar a ser graves.

La vaginosis bacteriana es la causa más frecuente del aumento del flujo vaginal en las mujeres en edad fértil, y supone hasta la mitad de los casos de alteraciones del flujo. Afecta al 20-50% de las mujeres en edad reproductiva, aunque este porcentaje depende mucho del país de residencia y de sus condiciones socioeconómicas.

Por qué se produce la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana no tiene que ver con la higiene íntima. De hecho, el exceso de higiene con el uso de irrigaciones o duchas vaginales aumenta el riesgo de desarrollar este trastorno. Ciertos hábitos como la promiscuidad sexual o el tabaquismo aumentan su riesgo de aparición, así como una alimentación inadecuada o el exceso de peso también pueden influir.

La vaginosis por sí misma a menudo no provoca síntomas, y normalmente no hay que tratar a las mujeres sin manifestaciones salvo en algunos casos puntuales, porque se resuelve sola hasta en la mitad de las mujeres embarazadas y en un tercio del resto de las afectadas.

En los casos sintomáticos, aunque el tratamiento con antibióticos suele ser eficaz, al cabo de un año hasta la mitad de las mujeres tratadas vuelven a presentar vaginosis. Uno de los motivos por los que la vaginosis bacteriana recurre puede ser porque no es un problema de causa local, y el estilo de vida influye en la microbiota vaginal.

Se están realizando estudios muy interesantes con probióticos para utilizarlos tanto en la prevención como en el tratamiento de la vaginosis bacteriana, y sin duda en el futuro formarán parte de un enfoque de tratamiento integral de la vaginosis bacteriana.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD