Síndrome de Tourette
El síndrome de Tourette es una forma grave y crónica de tics múltiples que se repiten irregularmente y aumentan con las situaciones de estrés, pudiendo causar problemas de adaptación social. Conoce sus causas, síntomas y abordaje.

Diagnóstico del síndrome de Tourette

Actualizado: 28 de junio de 2022

El diagnóstico del síndrome de Tourette es clínico y requiere de la aparición, en menores de 18 años, de al menos dos tics motores y un tic vocal mantenidos durante más de un año, por lo que se basa en la observación del comportamiento del paciente. Las pruebas de laboratorio no desvelan el síndrome, pero el médico debe realizar una evaluación que descarte otras posibles causas de los síntomas como el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, o cualquier trastorno del desarrollo o grado de retraso mental. Además, se precisa un examen neurológico para excluir otro tipo de trastornos motores.

PUBLICIDAD

Los criterios que se siguen para diagnosticar el síndrome de Tourette son:

  • Múltiples tics motores y uno o más tics fónicos.
  • Los tics se repiten con mucha frecuencia y casi todos los días, o de forma intermitente, durante más de un año.
  • El tipo, severidad y complejidad de los tics varía con el tiempo.
  • Inicio antes de los 21 años.
  • Los movimientos y los ruidos involuntarios no pueden ser justificados por otros motivos (no están relacionados con la administración de un fármaco u otra enfermedad).
  • El trastorno origina un importante deterioro de la calidad de vida del paciente (a nivel social, académico, laboral, emocional...).

Como aclaran desde la Sociedad Española de Neurología, “para el diagnóstico del síndrome de Tourette se requiere que el inicio de los tics comience antes de los 18 años, pero no todos los tics que se presentan en la infancia son consecuencia de este síndrome. Hay que tener en cuenta que los tics son el trastorno del movimiento más común en la infancia y que hasta un 10% de los niños en edad escolar padecen tics transitorios (menos de 12 meses de duración) y que el 2 y el 4% sufre otro algún trastorno crónico por tics motores o fónicos. Por el contrario, menos del 1% de la población infantil padece este síndrome”, explica el Dr. Diego Santos, Coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la SEN.

PUBLICIDAD

Creado: 14 de enero de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD