Cólera
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia
Cada año se producen entre tres y cinco millones de casos de cólera en el mundo. Te explicamos cómo puedes evitar el contagio si vas a viajar a zonas con medidas higiénicas y sanitarias deficientes.

Síntomas del cólera

Los principales síntomas con los que cursa el cólera son gastrointestinales: diarrea abundante y acuosa. Se dice que es diarrea en agua de arroz, líquida, pero un poco turbia.

No todas las personas que se infectan con el bacilo del cólera acaban desarrollando la enfermedad, aunque este puede encontrarse en las heces hasta 14 días después de la infección. De ahí que puedan volver a infectar a otras personas. Se calcula que el 75% de los infectados no desarrollan los síntomas.

Según cifras de la OMS, el 80% de los que desarrollan los síntomas del cólera lo harán de manera leve a moderada; y sólo un 20% de los enfermos sintomáticos desarrollarán la diarrea profusa, que puede acabar en muerte si no se administra un tratamiento adecuado.

Si el afectado es un niño o un anciano, o si tiene sus defensas inmunológicas comprometidas, es más probable que desarrolle síntomas, y que estos sean más graves.

Otros síntomas del cólera que pueden aparecer en los pacientes afectados son:

  • Náuseas y vómitos en los estadios iniciales de la enfermedad.
  • Calambres musculares, a consecuencia de la pérdida de sales minerales e iones por las heces.
  • Deshidratación (irritabilidad, somnolencia, ojos hundidos, piel seca y pálida, boca seca…), que puede presentarse transcurridas solo algunas horas tras la aparición de los síntomas.
  • Shock si la pérdida de líquido es importante, pudiendo provocar que la presión sanguínea caiga en picado, disminuyendo la cantidad de oxígeno que alcanza los órganos, y obligando al corazón a trabajar más rápido para compensarlo, hasta que se agota y se detiene, sobreviniendo la muerte.

No todos los subtipos de V. cholerae originan epidemias. Estos son los subtipos (cepas) O1 y el O139. El resto, pese a ser capaces de producir síntomas, lo harán de forma mucho menos virulenta.

Desarrollo de la infeccióndel cólera

Una vez el bacilo del cólera entra en el cuerpo humano, alcanza el intestino delgado y, una vez en él, libera una poderosa toxina, llamada CTX, que se adhiere a ciertas proteínas de transporte de las paredes del intestino, activándolas. Esto produce un aumento de la salida de cloro y sodio al intestino; y una ley fisiológica dicta que al sodio siempre le acompaña el agua (por ello, cuando tomamos mucha sal, retenemos líquidos). De esta forma, el intestino excreta mucha agua, que se pierde en forma de heces, sobreviniendo así la diarrea profusa y acuosa, y la deshidratación posterior.

 
Actualizado: 22/02/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Francisca Sánchez

Experta en tuberculosis

"La aceptación bastante generalizada en los medios no especializados de que la tuberculosis ‘es una enfermedad erradicada’ hace un flaco favor al diagnóstico precoz en los pacientes que viven en los países más desarrollados"

 

75% de los recursos sanitarios en España se destina a las enfermedades crónicas

Un informe explica ahora cómo ahorrar entre 8.000 y 12.000 millones de euros al año, adoptando medidas que ya funcionan en algunas comunidades autónomas.

Fuente: 'Informe Cronos: hacia un cambio de paradigma en la atención a enfermos crónicos'

 

PUBLICIDAD