Faringitis
Escrito por María Dolores Tuñón, licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
El tabaco, el alcohol y las comidas muy calientes pueden lesionar la mucosa faríngea y favorecer la aparición de faringitis, una afección frecuente que provoca dolor de garganta, molestias al deglutir y fiebre.

Diagnóstico de la faringitis

Para diagnosticar la faringitis es esencial la realización de un análisis de sangre, que orientará hacia la presencia de una infección vírica o bacteriana. Pero la clínica y la exploración física del paciente son suficientes para establecer ya un diagnóstico de  faringitis.

Se pueden cultivar las secreciones faríngeas para obtener un diagnóstico definitivo (aunque a veces resulta innecesario, o incluso imposible, por no poderse obtener suficiente muestra). El resultado de esta prueba tarda 24 horas en conocerse. No es necesario practicar cultivos a familiares del paciente si están asintomáticos.

En pacientes con faringitis crónica, deberá realizarse una evaluación completa de las vías aéreas y digestivas para descartar la existencia de un posible carcinoma. Esto puede llevarse a cabo con una broncoscopia y gastroscopia.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 04/10/2012

ESPECIAL

Despeja
tu nariz

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Virginia Sánchez

Experta en psoriasis

"Los medicamentos biológicos son más seguros y eficaces que los tratamientos sistémicos clásicos de la psoriasis, y en la mayoría de los casos controlan los brotes, haciendo desaparecer de forma total o casi total las lesiones cutáneas"

 

30% de pacientes que acude a consulta de otorrinolaringología sufre vértigo

Se trata de un trastorno muy frecuente en personas mayores de 65 años, que puede deberse a múltiples causas, y se acompaña de inestabilidad y mareo.

Fuente: 'Asembior'

 

PUBLICIDAD