Salud al día
Dengue
Cada año se producen en el mundo entre 50 y 100 millones de casos de dengue, una enfermedad tropical que causa un estado de afectación general tan intenso que hace que se conozca también como fiebre rompehuesos.
Escrito por Marta Talise, Licenciada en medicina y análisis clínico
Revisado por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Tratamiento del dengue

No existe ningún medicamento en la actualidad dirigido a combatir el virus del dengue, por lo tanto sólo se puede realizar un tratamiento para aliviar los síntomas. Entre ellos, para la fiebre se puede administrar paracetamol (acetaminofén), nunca hay que tomar aspirina (ácido acetilsalicílico) ni otros analgésicos del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos tales como el ibuprofeno, pues pueden aumentar el riesgo de manifestaciones hemorrágicas.

Para evitar la deshidratación se debe tomar abundantes líquidos y guardar reposo en cama.

Si el paciente tiene manifestaciones de dengue hemorrágico, debe acudir a un centro hospitalario, ya que probablemente necesite fluidos por vía endovenosa, e incluso podría requerir la administración de concentrado de plaquetas o de transfusiones de sangre si existen pérdidas importantes de la misma.

Se debe, además, vigilar de cerca los signos vitales como el pulso, la frecuencia cardiaca y la presión arterial para determinar cualquier signo de shock.

Si a la vuelta de tu viaje a una zona con riesgo endémico de dengue te encuentras mal, y tienes algún síntomas sospechoso como fiebre alta, lo recomendable es acudir a tu médico o, si existen en tu ciudad, alguna unidad especializada en Medicina Tropical donde deberás dar detalles al especialista para ponerle sobre la pista, tal y como recomiendan desde la Sociedad española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica.  

Escrito por:

Marta Talise

Licenciada en medicina y análisis clínico
Marta Talise

Entrevista con el experto

Dr. Félix Armadá-Maresca

Dr. Félix Armadá-Maresca, experto en uveítis

“Las causas más frecuentes de uveítis son las autoinmunes, asociadas a enfermedades reumatológicas como la espondilitis anquilosante, o la artritis reumatoide, aunque hay otras de origen infeccioso, traumáticas…”

Dr. Félix Armadá-Maresca

Jefe de oftalmología del Hospital La Paz

Salud en cifras

32%
de medicamentos aprobados por la EMA en Europa ya incluye algún gen en su ficha técnica
Fuente: '12º Congreso de la Asociación Europea de Famacología Clínica y Terapéutica'