Rabia
Escrito por David Saceda, licenciado en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
La rabia es una enfermedad vírica que afecta tanto a animales como a los seres humanos. Se transmite cuando la saliva infectada por el virus penetra en el organismo a través de una herida o corte en la piel.

Síntomas de la rabia

La rabia aparece de forma progresiva en distintas etapas, que presentan síntomas característicos en cada una de las mismas:

Período de incubación

Justo después de la mordedura animal, la persona afectada no tiene ningún tipo de síntoma de la rabia. Lo habitual es que dure entre uno y tres meses, aunque a veces la rabia puede aparecer en menos de una semana o hasta siete años más tarde. Es en este período cuando la profilaxis con la vacuna es esencial.

Pródromos

Duran de dos a diez días. Suelen aparecer síntomas inespecíficos, pero ya alertan a la persona que los sufre. Los más frecuentes son:

  • Fiebre con escalofríos.
  • Sensación de hormigueo, picor o sensibilidad exagerada en el lugar de la herida.
  • Cansancio sin realizar ejercicio físico.
  • Dolor articular y muscular.

Rabia

Aparece la enfermedad con toda su fuerza. Dura entre dos y siete días. Los síntomas de la rabia son variados y son consecuencia de la inflamación cerebral, la encefalitis. Clásicamente se distinguen dos tipos de rabia según los síntomas que predominen:

Rabia violenta o furiosa (70%)

  • Hiperactividad, incapacidad para quedarse quieto o para dormir.
  • Ansiedad, excitación, depresión
  • Ideas delirantes de persecución.
  • Ataques de violencia contra las personas del entorno.
  • Espasmos musculares; son característicos los espasmos laríngeos que provocan “hidrofobia” o “miedo al agua”, ya que no pueden tragar ni siquiera la saliva. En ocasiones también impiden respirar y se llama “aerofobia”.
  • Convulsiones.

Rabia paralítica (30%)

  • Pérdida de la sensibilidad en el lugar de la mordedura, que se expande por todo el cuerpo.
  • Parálisis muscular; primero en el lugar de la mordedura, y que asciende progresivamente.
  • Pérdida de fuerza muscular progresiva.

Coma y muerte

Cualquiera de los dos casos de rabia terminan con el coma y la muerte del paciente que la sufre. El coma puede durar de uno a diez días, y se puede acompañar de convulsiones o crisis respiratorias según el tipo de rabia. Al final, la parada cardiorrespiratoria es la causa más frecuente de muerte, si bien en otros casos se debe a infecciones secundarias o infartos.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 25/04/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Mariano Esteban

Virólogo experto en ébola

"Al igual que el suero hiperinmune, el ZMapp se tiene que administrar al enfermo lo más rápidamente posible tras la infección, y en ese caso sí demuestra eficacia"

 

70% de la población sufre fatiga ocular por el uso de pantallas

Permanecer demasiado tiempo frente a la pantalla del ordenador u otros dispositivos causa fatiga, sequedad e irritación ocular. El síndrome de ojo seco es uno de los problemas que causa este hábito.

Fuente: 'Boiron'

 

PUBLICIDAD