Rabia
Escrito por David Saceda, licenciado en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
La rabia es una enfermedad vírica que afecta tanto a animales como a los seres humanos. Se transmite cuando la saliva infectada por el virus penetra en el organismo a través de una herida o corte en la piel.

Síntomas de la rabia

La rabia aparece de forma progresiva en distintas etapas, que presentan síntomas característicos en cada una de las mismas:

Período de incubación

Justo después de la mordedura animal, la persona afectada no tiene ningún tipo de síntoma de la rabia. Lo habitual es que dure entre uno y tres meses, aunque a veces la rabia puede aparecer en menos de una semana o hasta siete años más tarde. Es en este período cuando la profilaxis con la vacuna es esencial.

Pródromos

Duran de dos a diez días. Suelen aparecer síntomas inespecíficos, pero ya alertan a la persona que los sufre. Los más frecuentes son:

  • Fiebre con escalofríos.
  • Sensación de hormigueo, picor o sensibilidad exagerada en el lugar de la herida.
  • Cansancio sin realizar ejercicio físico.
  • Dolor articular y muscular.

Rabia

Aparece la enfermedad con toda su fuerza. Dura entre dos y siete días. Los síntomas de la rabia son variados y son consecuencia de la inflamación cerebral, la encefalitis. Clásicamente se distinguen dos tipos de rabia según los síntomas que predominen:

Rabia violenta o furiosa (70%)

  • Hiperactividad, incapacidad para quedarse quieto o para dormir.
  • Ansiedad, excitación, depresión
  • Ideas delirantes de persecución.
  • Ataques de violencia contra las personas del entorno.
  • Espasmos musculares; son característicos los espasmos laríngeos que provocan “hidrofobia” o “miedo al agua”, ya que no pueden tragar ni siquiera la saliva. En ocasiones también impiden respirar y se llama “aerofobia”.
  • Convulsiones.

Rabia paralítica (30%)

  • Pérdida de la sensibilidad en el lugar de la mordedura, que se expande por todo el cuerpo.
  • Parálisis muscular; primero en el lugar de la mordedura, y que asciende progresivamente.
  • Pérdida de fuerza muscular progresiva.

Coma y muerte

Cualquiera de los dos casos de rabia terminan con el coma y la muerte del paciente que la sufre. El coma puede durar de uno a diez días, y se puede acompañar de convulsiones o crisis respiratorias según el tipo de rabia. Al final, la parada cardiorrespiratoria es la causa más frecuente de muerte, si bien en otros casos se debe a infecciones secundarias o infartos.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 25/04/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Francisca Sánchez

Experta en tuberculosis

"La aceptación bastante generalizada en los medios no especializados de que la tuberculosis ‘es una enfermedad erradicada’ hace un flaco favor al diagnóstico precoz en los pacientes que viven en los países más desarrollados"

 

75% de los recursos sanitarios en España se destina a las enfermedades crónicas

Un informe explica ahora cómo ahorrar entre 8.000 y 12.000 millones de euros al año, adoptando medidas que ya funcionan en algunas comunidades autónomas.

Fuente: 'Informe Cronos: hacia un cambio de paradigma en la atención a enfermos crónicos'

 

PUBLICIDAD