PUBLICIDAD

Salud al día
Rabia
La rabia es una enfermedad vírica que afecta tanto a animales como a los seres humanos. Se transmite cuando la saliva infectada por el virus penetra en el organismo a través de una herida o corte en la piel.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Síntomas de la rabia

La rabia aparece de forma progresiva en distintas etapas, que presentan síntomas característicos en cada una de las mismas:

Período de incubación

Justo después de la mordedura animal, la persona afectada no tiene ningún tipo de síntoma de la rabia. Lo habitual es que dure entre uno y tres meses, aunque a veces la rabia puede aparecer en menos de una semana o hasta siete años más tarde. Es en este período cuando la profilaxis con la vacuna es esencial.

Pródromos

Duran de dos a diez días. Suelen aparecer síntomas inespecíficos, pero ya alertan a la persona que los sufre. Los más frecuentes son:

  • Fiebre con escalofríos.
  • Sensación de hormigueo, picor o sensibilidad exagerada en el lugar de la herida.
  • Cansancio sin realizar ejercicio físico.
  • Dolor articular y muscular.

Rabia

Aparece la enfermedad con toda su fuerza. Dura entre dos y siete días. Los síntomas de la rabia son variados y son consecuencia de la inflamación cerebral, la encefalitis. Clásicamente se distinguen dos tipos de rabia según los síntomas que predominen:

Rabia violenta o furiosa (70%)

  • Hiperactividad, incapacidad para quedarse quieto o para dormir.
  • Ansiedad, excitación, depresión
  • Ideas delirantes de persecución.
  • Ataques de violencia contra las personas del entorno.
  • Espasmos musculares; son característicos los espasmos laríngeos que provocan “hidrofobia” o “miedo al agua”, ya que no pueden tragar ni siquiera la saliva. En ocasiones también impiden respirar y se llama “aerofobia”.
  • Convulsiones.

Rabia paralítica (30%)

  • Pérdida de la sensibilidad en el lugar de la mordedura, que se expande por todo el cuerpo.
  • Parálisis muscular; primero en el lugar de la mordedura, y que asciende progresivamente.
  • Pérdida de fuerza muscular progresiva.

Coma y muerte

Cualquiera de los dos casos de rabia terminan con el coma y la muerte del paciente que la sufre. El coma puede durar de uno a diez días, y se puede acompañar de convulsiones o crisis respiratorias según el tipo de rabia. Al final, la parada cardiorrespiratoria es la causa más frecuente de muerte, si bien en otros casos se debe a infecciones secundarias o infartos.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Jesús Sanz, experto en espondilitis anquilosante

El reumatólogo Jesús Sanz nos habla de la espondilitis anquilosante, un problema que se origina en la columna.

Dr. Jesús Sanz

Dr. Jesús Sanz, reumatólogo del Hospital Puerta de Hierro, experto en espondilitis anquilosante
“En la práctica clínica somos capaces de tener en remisión a casi el 50% de los pacientes con espondilitis anquilosante; no están curados, pero están perfectamente controlados, y pueden desarrollar una actividad normal en su vida diaria”

Salud en cifras

400
niños mueren cada día a causa del sarampión
Fuente: 'Organización Mundial de la Salud’

PUBLICIDAD