PUBLICIDAD

Pacientes amputados podrían recuperar el tacto

Neurobiólogos de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, han desarrollado una técnica, que ha resultado eficaz en ratas, que utiliza un implante cerebral y luces infrarrojas para simular el sentido del tacto.
Pacientes amputados podrían recuperar el tacto

La importancia del sentido del tacto.

Los avances en la medicina han permitido que personas que han sufrido la amputación de alguna de sus extremidades hayan podido volver a caminar y a coger objetos gracias a la ayuda de prótesis cada vez más sofisticadas, aunque hasta ahora no era posible devolverles el sentido del tacto.

Este es sin embargo el objetivo de neurobiólogos de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, que han desarrollado una técnica con la que pretenden que los pacientes con miembros artificiales puedan sentir la textura de lo que tocan o pisan. Para ello, los científicos han utilizado un implante cerebral y señales infrarrojas, que han probado con éxito en ratas.

Los investigadores colocaron un implante en el cerebro de los animales –en la zona en la que se procesa la información relacionada con el sentido del tacto– y lo conectaron a un detector de infrarrojos. Después comprobaron que las ratas respondieron de igual forma cuando el sentido de tacto era simulado por los sensores de luz infrarroja, que cuando se trataba de un contacto real al tocarles los bigotes.

Este grupo de científicos ya ha conseguido que algunos pacientes tetrapléjicos puedan mover sus prótesis con el pensamiento

El grupo de científicos, que lleva años investigando para conseguir que las personas tetrapléjicas puedan controlar sus extremidades con la mente, ya ha conseguido que algunos pacientes puedan mover sus prótesis con el pensamiento. También lograron que algunos monos emplearan la actividad eléctrica del cerebro para dirigir manos virtuales en contacto con objetos virtuales.

El nuevo estudio, que se ha publicado en ‘Nature Communications’, demuestra que las células del cerebro son capaces de procesar los dos tipos de información, la originada por la luz y la que corresponde al sentido del tacto real. Esto hace pensar a Miguel Nicolelis, director de la investigación, que estimular una más amplia gama de tipo de células contribuiría a que la región cortical se adaptara a nuevas fuentes sensoriales.

Etiquetas: 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

23%
de los hombres y 12% de las mujeres entre 18 y 65 años en España tienen hipertrigliceridemia
'Fuente: 'Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML)''

PUBLICIDAD