Meik Wiking

Director del Instituto para la Búsqueda de la Felicidad de Copenhague y autor de ‘El arte de crear recuerdos felices’
La felicidad depende de tu entorno, de tus circunstancias…, pero también de nuestra capacidad para generar y recuperar recuerdos felices. Meik Wiking te da las claves para convertir los momentos felices en recuerdos memorables.
Entrevista a Meik Wiking
“La felicidad en la infancia es un predictor de lo que va a ser luego la vida”
Escrito por: Diana Oliver

17/12/2019

Según The Times, Meik Wiking es el hombre más feliz del mundo. No puede ser de otra forma para alguien que ha hecho de la felicidad su forma de vida: es el director ejecutivo del Instituto para la Búsqueda de la Felicidad de Copenhague, investigador asociado por Dinamarca en la Base de Datos Mundial de la Felicidad y autor de los libros ‘Hygge. La felicidad en las pequeñas cosas’, ‘Lykke’ y ‘El arte de crear recuerdos felices’; éste último recién publicado en España por la editorial Planeta. Para Wiking la felicidad depende de muchos factores como, por ejemplo, el entorno y las circunstancias personales, pero también de otra clave: de nuestra capacidad para recuperar recuerdos felices. Y es que, hay estrategias para hacer de los momentos felices recuerdos felices que podamos recuperar cuando lo necesitemos. De eso trata su último libro, de explicar al lector cómo crear recuerdos felices a partir de datos, entrevistas, encuestas y de experimentos reales sobre la felicidad. Momentos que, según asegura este felicísimo danés, nos convierten en quiénes somos.

Libro: El arte de crear recuerdos

The Times te ha descrito como el hombre más feliz mundo. ¿Qué se necesita para ser el hombre más feliz de la Tierra?

Yo creo que se necesita estar en una familia afortunada, es decir, que tu familia tenga salud. En mi caso además, creo que uno de los motivos por los que soy feliz es porque hago lo que me gusta: entender qué hace a la gente feliz. Yo hablo con personas de todas partes del mundo, preguntándoles qué es para ellos la felicidad, y es maravilloso emplear mi tiempo en algo que yo encuentro fascinante. Yo creo que esto es lo que mejora nuestra vida y lo que puede hacernos más felices: tener salud y poder hacer lo que nos gusta.

¿Cuánto influye la infancia en la felicidad? Lo digo porque hay niños que no han tenido una infancia feliz y no sé si esto marca tanto como para condicionar la felicidad futura.

Podemos decir que la felicidad en la infancia es un predictor de lo que va a ser luego la vida. Podemos ver cómo es de feliz la gente con 16 años: si es muy feliz esto va a influir en su nivel de felicidad al llegar a los 30 años. Por eso he escrito el libro también, porque quiero ayudar a los padres a que entiendan cómo pueden influir en la creación de recuerdos felices para sus hijos. Para que cuando los hijos crezcan, tengan recuerdos felices.

“Esto es lo que mejora nuestra vida y lo que puede hacernos más felices: tener salud y poder hacer lo que nos gusta”

¿Cuánto hay de verdad y cuánto de inventado en los recuerdos felices?

No lo sabemos. La memoria es una artista. Hay veces que añade cosas que no han sucedido. La memoria no es un lugar rígido. Al investigar durante la elaboración de este libro me he dado cuenta de que tengo muchos recuerdos inventados de mi infancia. De hecho, no es algo raro. Hace poco, investigando sobre la memoria, hablaba con una mujer que me contaba que cuando era pequeña –con seis o siete años– tenía el recuerdo de haber ido con su familia a la fábrica de Lego en Dinamarca. Después resultó que hablando con su padre sobre ese viaje, éste le dijo que no habían ido nunca. Era un recuerdo que su memoria había inventado. Hay veces que descubrimos este tipo de recuerdos, pero otras veces no, y seguimos pensando que son reales.

Construir recuerdos felices

Dices que hay que usar todos los sentidos en nuestro beneficio: “Sé consciente de lo que ves, hueles, oyes y tocas cuando estás feliz”. ¿Vivimos tan rápido que no somos capaces de tomar conciencia de lo que estamos viviendo?

Yo creo que es importante darnos cuenta que estamos usando los cinco sentidos cuando estamos creando y cuando estamos recuperando recuerdos felices. Aquí quiero mencionar a Andy Warhol. Él utilizaba el mismo perfume durante tres meses, luego lo dejaba y empezaba a usar otro, y así sucesivamente. Así creaba un museo de recuerdos de manera que podía utilizar el olfato para volver a los recuerdos. Por ejemplo, si el quería volver a la primavera del 92, ¿qué hacía? Oler el perfume que utilizó durante aquel momento.

“Hay algunas herramientas que se pueden utilizar para estar seguros de que vamos a recuperar los recuerdos felices en el futuro”

¿Qué hace de un momento feliz un recuerdo feliz?

La capacidad de recordarlo. Hay algunas herramientas que se pueden utilizar para estar seguros de que vamos a recuperar esos recuerdos en el futuro, y precisamente de eso trata el libro. Se habla de ocho estrategias diferentes cuando estamos viviendo un momento feliz para estar seguros de que vamos a recordarlo en el futuro; como la atención plena en las primeras experiencias o una memoria que es capaz de colocarse “en el sitio”.

“Es importante darnos cuenta de que estamos usando los cinco sentidos cuando estamos creando y cuando estamos recuperando recuerdos felices”

Ahora que hablamos tanto de neurociencia, ¿puede ayudarnos también a encontrar el secreto de la felicidad?

La felicidad se crea en el cerebro por lo que yo creo que sí, sin duda la neurociencia puede ser muy útil para saber “cómo funciona” nuestro cerebro cuando algo nos hace feliz. Creo que va a haber cada vez más estudios sobre la felicidad por parte de la neurociencia. Seguro que sí.

En el libro das una seria de recomendaciones para crear recuerdos felices. ¿Qué peso tiene nuestro entorno y circunstancias en relación a nuestra motivación hacia la felicidad?

Tanto el entorno como nuestras circunstancias son muy importantes, igual que lo es la salud. La calidad de la atención sanitaria o el nivel de la contaminación, por ejemplo, forman parte del entorno, y eso impacta en nuestra salud. Sin embargo, también impacta en nuestra salud las decisiones que tomamos nosotros mismos todos los días: si fumamos o no, si bebemos alcohol o no, si hacemos ejercicio o no, qué comemos. Entorno y circunstancias, todo tiene un impacto en nuestra salud y la salud es muy importante para la felicidad.

“Entorno y circunstancias, todo tiene un impacto en nuestra salud y la salud es muy importante para la felicidad”

Lo que sí tiene peso es que si el entorno en el que vivimos impacta en nuestra felicidad, no siempre está en nuestra mano cambiarlo. Por eso podríamos decir que Siria es uno de los países más infelices del mundo.

Los recuerdos construyen quiénes somos

¿Por qué los recuerdos felices influyen tanto en quiénes somos?

Porque tienen un impacto muy grande en nosotros y es inevitable que influyan en nuestra identidad y en nuestras relaciones. Nosotros usamos los recuerdos positivos para equilibrar los negativos. Podemos ver que la gente que es capaz de recuperar más recuerdos felices que negativos tiene una sensación de mayor felicidad en general. En cambio la gente que está viviendo una depresión es incapaz de recuperar momentos felices de su vida.

“La gente que está viviendo una depresión es incapaz de recuperar momentos felices de su vida”

Mencionas la nostalgia y recuerdas un capítulo de Mad Men en el que se hace un auténtico homenaje a este sentimiento de anhelo. ¿Qué hace que la nostalgia sea algo positivo y no un peso sobre nosotros?

Lo que hace positiva la nostalgia es que hay un disfrute en volver a vivir experiencias positivas. Es cierto que es una emoción agridulce. Es una de las emociones humanas complejas más interesantes porque es una emoción que puede aportarnos alegría pero tristeza al mismo tiempo.

“La nostalgia es una de las emociones humanas complejas más interesantes porque es una emoción que puede aportarnos alegría pero tristeza al mismo tiempo”

¿Qué recomendaciones podrías darle a quien no crea que los recuerdos felices son tan importantes?

Les preguntaría qué creen que ocurriría si perdieran absolutamente todos sus recuerdos. Cómo creen que se debe sentir alguien a quien hayan diagnosticado alzhéimer. Creo que ahí te das cuenta de lo importantes que son los recuerdos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD