PUBLICIDAD

Basilisco verde
El basilisco verde es un reptil de pequeño tamaño protagonista de numerosos mitos. Este animal no disfruta con las caricias y requiere muchos cuidados, por lo que debes pensar bien si quieres uno como mascota.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Salud y reproducción del basilisco verde

Hembra de basilisco verde

Tras la fecundación, y una gestación que dura unos 50 días, la hembra de basilisco verde pone entre 5 y 20 huevos.

Si le ofrecemos unos cuidados óptimos, así como una alimentación adecuada, contribuiremos a que la vida de nuestro basilisco verde sea plena y larga. Es conveniente recordar que es un tipo de reptil que no disfruta del contacto con las personas, por lo que lo idóneo será brindarle esa tranquilidad que necesita. El terrario necesitará la luz, el calor y la humedad adecuadas para su confort, y siempre deberá disponer del alimento y el agua frescos para el basilisco.

Las hembras alcanzan la madurez sexual alrededor de los 15 meses de vida. Tras la fecundación, y una gestación que dura unos 50 días, la hembra pone al mismo tiempo entre 5 y 20 huevos, de unos dos centímetros de diámetro, y tono blanquecino, que no eclosionarán hasta pasados unos 30 días. Tras depositar los huevos, los entierra en arena húmeda, cerca del agua.

Cuando las crías nacen, a diferencia de otras especies, ya serán autónomas, y podrán valerse por sí mismas sin necesidad de recurrir al cuidado de sus padres para poder sobrevivir.

Actualizado: 15 de Febrero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD