PUBLICIDAD

La FDA aprueba el primer fármaco para el tratamiento de la viruela

Ante el temor de que se pudiera producir un ataque bioterrorista con el virus de la viruela, una enfermedad erradicada, la FDA ha aprobado el primer fármaco para su tratamiento tras comprobar su eficacia en animales.
Escrito por: Eva Salabert

18/07/2018

Virus de la viruela

La viruela, responsable de millones de muertes a lo largo del siglo XX, y que la OMS declaró oficialmente erradicada en 1980, se podría tratar en la actualidad gracias a un nuevo medicamento que acaba de aprobar la Agencia de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), con el objetivo de combatir un posible ataque terrorista que utilizara esta enfermedad como arma biológica.

La eficacia del fármaco, denominado Tpoxx (tecovirimat), se ha probado en animales infectados con un virus similar al de la viruela, observándose que un mayor número de animales tratados sobrevivía en comparación con aquellos a los que se administró placebo. En cuanto a su seguridad para el uso humano se ha comprobado gracias a la colaboración de 359 personas sanas voluntarias, en las que los efectos adversos no fueron graves, siendo los más frecuentes dolor de cabeza, náuseas y dolor abdominal.

Algunos gobiernos intentaron hace tiempo diseñar un arma biológica con el Variola, el virus de la viruela

Virus de la viruela, muy contagioso y potencialmente letal

El virus de la viruela (Variola) es muy contagioso, ya que se propaga por el aire y mediante el contacto directo con los pacientes, o incluso al tocar superficies que previamente haya tocado algún infectado. De hecho, cada uno de los afectados por esta enfermedad –para la que no se disponía de tratamiento curativo y que resultó letal en el 30% de los casos–, podía infectar a entre cinco y siete personas de media.

La viruela, que se caracteriza por manchas rojizas en la piel que se convierten en ampollas llenas de líquido y, posteriormente, de pus, y cuyas posibles complicaciones incluyen encefalitis (inflamación del cerebro), úlceras en la cornea y ceguera, se logró eliminar gracias a las campañas de vacunación, y aunque en la actualidad ya no se vacuna a nadie para prevenirla, existen muestras de vacunas almacenadas.

Los expertos en bioterrorismo han advertido de que algunos gobiernos intentaron hace tiempo diseñar un arma biológica con el Variola, ya que en algunos laboratorios se conservan stocks de este virus, y además se conoce su código genético, por lo que sería posible recrearlo. Estos factores dotan de sentido los esfuerzos que han conducido al desarrollo de un medicamento para combatir una enfermedad inexistente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD