El tipo de microbiota del útero influye en el éxito del embarazo

Por primera vez se ha podido analizar la microbiota del endometrio en las primeras semanas de un embarazo que llegó a término, y observar que ciertas bacterias de esta flora influyen en el buen desarrollo de la gestación.
Escrito por: Caridad Ruiz

03/03/2020

La microbiota del útero influye en el éxito del embarazo

Un grupo de científicos españoles ha analizado por primera vez la composición de la microbiota del endometrio –que es el tejido que cubre la pared interna del útero– al comienzo de un embarazo que llegó a término, lo que ayudará a estudiar la interacción que se produce entre las bacterias que se encuentran en el endometrio y el embrión, y cómo influye en la fertilidad y en el desarrollo de la gestación.

Este hito científico es el resultado de un estudio de la Universitat de València, con la colaboración de la Fundación Igenomix y el Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, y se ha publicado en American Journal of Obstetrics & Gynecology, en el que se ha observado cómo cambia la flora del endometrio en las primeras semanas de la gestación, y que la presencia en ella de Lactobacillus favorece el éxito reproductivo.

Perfil microbiano del endometrio de la embarazada

Aunque se pensaba que el endometrio era un lugar estéril, recientemente se comprobó que en él conviven microorganismos “dominados por Lactobacillus (LD)” y otros “no dominados por Lactobacillus (NLD)” debido a la presencia de otras bacterias patógenas. Un estudio anterior de INCLIVA e Igenomix, publicado en American Journal of Obstetrics & Gynecology, señalaba que una baja presencia de Lactobacillus en el útero se relacionaba con una menor tasa de embarazos y una mayor tasa de abortos.

La flora del endometrio se modifica cuando se produce la gestación, y en ella proliferan los 'Lactobacillus', que favorecen el éxito de la misma

Esta investigación sugería, por tanto, que desviaciones patógenas de Lactobacillus en el endometrio podrían desempeñar un papel en la infertilidad, pero no se habían podido tomar muestras del endometrio durante el embarazo. Ahora, los científicos han empleado ese líquido endometrial recogido para investigar cómo cambia esta flora del endometrio en las primeras semanas de la gestación, y han observado que se encuentra dominado por esos Lactobacillus, lo que no ocurre antes de que se produzca la implantación del embrión.

Esta investigación tuvo un inicio fortuito cuando, por casualidad, los médicos recolectaron una muestra de líquido endometrial de una mujer que no sabía que se encontraba en estado de cuatro semanas, y cuyo embarazo llegó a término. Previamente, a esta misma mujer se le había recogido también una fracción de líquido endometrial antes de realizar una transferencia del embrión, que no terminó en embarazo. De esta forma, se pudieron comparar los cambios que se producen en la microbiota endometrial en el momento de la gestación, y así se comprobó que la proporción de los Lactobacillus difería.

Inmaculada Moreno, investigadora de la Fundación Igenomix, ha explicado que “Este resultado es ahora el punto de partida de futuros estudios que tratarán de determinar cómo debemos preparar la flora endometrial para conseguir el éxito reproductivo”. Por su parte Carlos Simón, catedrático de Pediatría, Obstetricia y Ginecología de la Universitat de València, y director del proyecto, ha afirmado que “este podría ser el punto de partida para conocer la interacción entre los microbios y el inicio de la vida humana”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD