Hallan el primer anticuerpo que ataca al cáncer y previene metástasis

Descubren MCLA-158, el primer anticuerpo candidato a fármaco dirigido a células madre cancerosas de tumores sólidos que frena el crecimiento de los tumores y bloquea la metástasis, sin afectar a las células sanas del organismo.
Escrito por: Eva Salabert

26/04/2022

Primer anticuerpo que bloquea el cáncer

Cuando nos infectamos con un patógeno o desarrollamos una enfermedad nuestro organismo se defiende generando anticuerpos, proteínas que son capaces de reconocer a los agentes infecciosos o a las células defectuosas para que los linfocitos del sistema inmunológico (los glóbulos blancos de la sangre) puedan eliminarlos. Ahora, un equipo de científicos de un consorcio internacional con participación española ha identificado al primer anticuerpo (MCLA-158 –cuyo nombre comercial es Petosemtamab– que ataca a las células madre del cáncer, detiene el crecimiento de los tumores y evita la metástasis o propagación de la enfermedad a otras zonas del cuerpo del paciente.

PUBLICIDAD

El estudio en el que se han descubierto este anticuerpo y sus mecanismos de acción sobre las células madre del cáncer, ha sido liderado por el Dr. Eduard Batlle, jefe del laboratorio de Cáncer Colorrectal del IRB Barcelona, investigador ICREA y jefe de grupo en el CIBER de Cáncer (CIBERONC), junto a la empresa holandesa Merus N.V., y sus resultados se han publicado en Nature Cancer.

Cómo actúa el anticuerpo MCLA-158/Petosemtamab contra el cáncer

Petosemtamab (“Peto”, MCLA-158: LGR5 x EGFR Biclonics®) es un anticuerpo biespecífico que reconoce dos proteínas distintas en la superficie de las células madre del cáncer, que son la EGFR y la LGR5. EGFR actúa facilitando el crecimiento descontrolado de las células, mientras que LGR5 marca la superficie de las células madre del cáncer, que son responsables de la expansión de los tumores.

MCLA-158/Petosemtamab  bloquea el inicio de la metástasis y el crecimiento del cáncer en diferentes modelos preclínicos, como los tumores de cabeza y cuello, esófago y estómago

El mecanismo de actuación de MCLA-158/Petosemtamab consiste en degradar la proteína EGFR en las células madre del cáncer que presentan el marcador LGR5. Bloquea así las vías de crecimiento y supervivencia en las células que inician el cáncer y lo propagan. Este anticuerpo, sin embargo, no interfiere con el funcionamiento de las células madre sanas del organismo, que son clave para el correcto funcionamiento de los tejidos.

PUBLICIDAD

Este anticuerpo muestra una potente inhibición del crecimiento de los organoides del cáncer colorrectal, bloquea el inicio de la metástasis, así como el crecimiento del cáncer en diferentes modelos preclínicos, como por ejemplo los tumores de cabeza y cuello, esófago y estómago.

Uso de organoides para probar fármacos que curan enfermedades

En esta investigación se han utilizado organoides para comprobar que el anticuerpo MCLA-158 era eficaz a la hora de impedir la aparición de metástasis y frenar el crecimiento de los tumores primarios en modelos experimentales de cáncer, y demuestra también las ventajas que ofrece el uso de organoides para descubrir y desarrollar nuevos fármacos.

Los organoides son muestras procedentes de pacientes que se pueden cultivar en laboratorio y que reproducen determinados aspectos del compartimiento del tumor. Para encontrar a MCLA-158 se ha recurrido por primera vez a un biobanco de organoides de pacientes con cáncer de colon, organoides de metástasis de cáncer de colon en el hígado y organoides de tejido normal no canceroso, para identificar al anticuerpo que resultara más efectivo y adecuado para la mayoría de los pacientes, escogiéndolo entre cientos de nuevos anticuerpos.

PUBLICIDAD

Utilizar organoides en las etapas iniciales de la generación de fármacos (en este caso, anticuerpos terapéuticos) permite determinar cuáles son efectivos para la mayoría de los pacientes, o incluso para tumores que presentan una mutación concreta. Además, utilizando organoides procedentes de tejido sano también es posible detectar efectos secundarios adversos de los fármacos sobre células sanas y descartar los anticuerpos con mayor toxicidad desde el principio.

“La medicina del futuro empieza aquí”, explica el Dr. Batlle

En octubre de 2021, Merus publicó datos preliminares sobre el análisis de la eficacia del anticuerpo, basados en su ensayo clínico (en curso) de fase 1 de expansión de dosis. En este ensayo clínico se investigan la seguridad, la tolerabilidad y la actividad antitumoral de la monoterapia con MCLA-158 en carcinomas de células escamosas de cabeza y cuello (HNSCC). Tres de los siete pacientes con HNSCC que participaron en el ensayo experimentaron remisiones parciales, y uno de ellos logró una remisión completa después de la fecha límite de datos de agosto de 2021. Se observó una reducción del tumor en los siete pacientes.

PUBLICIDAD

“Es una enorme satisfacción ver que nuestros descubrimientos están ayudando a los pacientes. Empezamos a investigar las células madre del cáncer hace 15 años. El camino para llegar hasta aquí ha sido apasionante, pero también muy complejo, y ha requerido una gran inversión de recursos, así cómo el esfuerzo de muchísimos investigadores. Este estudio y la colaboración con Merus N. V.  ilustra el leitmotiv del IRB Barcelona: “La medicina del futuro empieza aquí”, explica el Dr. Batlle.

Actualizado: 26 de abril de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD