PUBLICIDAD

Cáncer de cabeza y cuello
La técnica del ganglio centinela, que permite evitar la realización de cirugía cervical en casi 8 de cada 10 pacientes con cáncer de cabeza y cuello, ha empezado a utilizarse de manera protocolaria en los hospitales.
Escrito por Dr. Arturo Bilbao, Presidente de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM)

Qué es el cáncer de cabeza y cuello y prevalencia

Actualizado: 11 de diciembre de 2019

Bajo la denominación ‘carcinomas de cabeza y cuello’ se agrupan una gran cantidad de tumores de diferente incidencia, clínica, evolución tratamiento y pronóstico. Existen:

  • Tumores de senos paranasales y cavidad nasal.
  • Cáncer de nasofaringe, orofaringe (amígdala, paladar blando y base de la lengua), hipofaringe, laringe (supraglotis, glotis y subglotis).
  • Cáncer de cavidad oral (mucosa oral, encía, paladar duro, lengua móvil y suelo de la boca), labio y glándulas salivares.
  • Se excluyen la vía aerodigestiva superior, los tumores cutáneos, los tumores del sistema nervioso central y los de tiroides.

Se trata de una región anatómica extraordinariamente compleja, de modo que se ha llegado a un acuerdo sobre la estandarización de los distintos niveles del cuello para unificar criterios de tratamiento. Se dividen desde el nivel I hasta el VI, y los límites son la base del cráneo, clavícula y borde anterior del músculo trapecio.

Por su localización y consecuencias, se trata de tumores con un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes, pudiendo afectar a la alimentación, el habla, la respiración y la apariencia física.

La supervivencia media de los pacientes con un tumor de cabeza y cuello es del 60% a los 5 años. Sin embargo, si se detectan en fases iniciales el porcentaje de control de la enfermedad es muy alto, con cifras de supervivencia de más del 90% a los 5 años. Por ello “es fundamental el diagnóstico precoz y consultar ante la más mínima sospecha”, recalca Eduardo Ferrandis, miembro de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Un diagnóstico que, por lo general, suele realizar el otorrinolaringólogo.

Síntomas de sospecha del cáncer de cabeza y cuello

Los signos de alarma que pueden a hacer alguien sospechar que requiere acudir al especialista, especialmente si se es fumador o se bebe alcohol con frecuencia, son:

  • Presentar una disfonía (alteración de la voz).
  • Tener una herida en la boca que no se soluciona en 15 días.
  • Dolor en la faringe que se irradia hasta el oído.
  • Molestias persistentes al tragar o la sensación continua de cuerpo extraño en la garganta
  • La aparición de un bulto sospechoso en el cuello.

El tratamiento suele requerir cirugía, quimioterapia y radioterapia; y el enfoque de su abordaje y recuperación ha de ser multidisciplinar, involucrando a foniatras, logopedas, nutricionistas, endocrinos, patólogos, psicooncólogos y enfermería especializada.

Prevalencia del cáncer de cabeza y cuello

En su conjunto, los cánceres de cabeza y cuello son la quinta neoplasia más frecuente y es el tercer tumor más prevalente, solo superado por el cáncer de mama y el de colon. Supone el 7% de todos los casos nuevos de cáncer. La histología más frecuente (80%) son epidermoides, y también pueden encontrarse linfomas, sarcomas y melanomas.

El cáncer de cabeza y cuello es uno de los tumores cuya incidencia más crece, debido al incremento del consumo de tabaco y alcohol, y del Virus del Papiloma Humano. En todo el mundo se contabilizan más de medio millón de casos de cáncer de cabeza y cuello (cavidad oral, orofaringe, hipofaringe y laringe) al año, por lo que es el séptimo lugar en frecuencia sobre el total de tumores malignos. Solo en España se producen cada año unos 10.000 casos nuevos, con mayor incidencia entre los 45 y 65 años, según datos de la SEORL-CCC. Se calcula que en 2020, el crecimiento y el envejecimiento de la población dará lugar a una duplicación de las cifras, con más de un millón de nuevos casos y más de medio millón de muertes cada año.

La distribución por sexos es cuatro a uno para los varones. En España es el causante del 5% de las muertes por cáncer. Se trata del cáncer más común entre los hombres de más de 55 años, siendo la edad media de aparición son los 60 años (más baja si es de nasofaringe y glándulas salivares).

Los expertos pronostican que en unos años en los hombres el riesgo de aparición de este tipo de tumores disminuirá un 2% y en las mujeres se incrementará (24% en la cavidad oral, 37% en la laringe y un 67% en otras localizaciones de boca y cuello), lo que responde a los cambios en los hábitos sociales de consumo de tabaco y alcohol.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD