Cáncer de colon: identifican las células que provocan las metástasis

Investigadores del IRB Barcelona identifican por primera vez células tumorales residuales del cáncer de colon que permanecen ocultas tras la cirugía y causan metástasis, y comprueban que se pueden eliminar con inmunoterapia.
Escrito por: Eva Salabert

10/11/2022

Médico mostrando un modelo anatómico de colon con tumor

Cada año se diagnostican alrededor de dos millones de nuevos casos de cáncer de colon en el mundo y la mayoría de los tumores se detectan cuando se encuentran en el colon o el recto y se extirpan en una intervención quirúrgica. El problema es que, aunque a muchos pacientes se les administra también quimioterapia para evitar la reaparición de la enfermedad, entre un 20% y un 35% de ellos experimentan una recaída debido a que células tumorales residuales que se mantienen ocultas –generalmente en el hígado o el pulmón– cuando se realiza la cirugía provocan metástasis en otros órganos vitales.

PUBLICIDAD

Las metástasis son la principal causa de muerte de casi todos los tipos de cáncer, y por ello saber por qué se producen y evitarlo ayudaría a salvar la vida de muchos pacientes. Ahora, científicos del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB) han identificado la población de células tumorales residuales responsables de que el cáncer reaparezca en otra zona del organismo después de que el tumor primario haya sido extirpado quirúrgicamente.

Los investigadores también han comprobado que el uso temprano de inmunoterapia antes de la cirugía puede eliminar estas células cancerosas antes del que inicien el desarrollo de metástasis y prevenir así recidivas, por lo que los hallazgos –que se han publicado en Nature– contribuirán a abrir nuevas vías para desarrollar nuevas opciones terapéuticas y técnicas diagnósticas.

“Después de muchos años investigando el cáncer de colon, hemos dado un primer paso para prevenir las metástasis en pacientes que debutan con una enfermedad localizada”

“Entender y evitar el fenómeno de las recaídas después de la cirugía es una necesidad médica no resuelta. Después de muchos años investigando el cáncer de colon, hemos dado un primer paso para prevenir las metástasis en pacientes que debutan con una enfermedad localizada”, explica el Dr. Eduard Batlle, investigador ICREA, jefe de grupo en el CIBER de Cáncer (CIBERONC) y jefe del laboratorio de Cáncer Colorrectal en el IRB Barcelona.

PUBLICIDAD

Prevenir las recaídas en el cáncer de colon y las metástasis

Los investigadores del IRB Barcelona crearon un nuevo modelo experimental en ratón que reproduce el proceso que se da en los pacientes que experimentan recaídas, y que se caracteriza por las etapas de diagnóstico, cirugía curativa, y posterior recaída. Además, desarrollaron una metodología que permite aislar una pequeña fracción de células tumorales diseminadas ocultas en el cuerpo. “Nuestro modelo, muy similar al progreso de la enfermedad en pacientes, nos ha permitido caracterizar el tumor primario y la dinámica de la enfermedad residual. Hemos estudiado desde micro-metástasis de tres o cuatro células, a metástasis de tamaño medio, o incluso más grandes, caracterizando cómo evoluciona cada una de ellas durante la progresión de la enfermedad”, ha explicado el Dr. Adrià Cañellas-Socias, investigador del mismo laboratorio y primer autor del estudio.

PUBLICIDAD

El cáncer de colon se compone de distintos tipos de células tumorales, que cumplen diferentes funciones durante la progresión de la enfermedad. Entre esta variedad de tipos celulares, los autores del estudio han identificado una población, a la que han llamado HRCs por sus siglas en inglés (High Relapse Cells o Células de Alta probabilidad de Recaída), que no contribuyen al crecimiento del tumor primario, pero tienen la capacidad de desprenderse del cáncer en el colon e introducirse en el torrente sanguíneo, llegar al hígado y permanecer ocultas durante un tiempo tras la cirugía.

De hecho, los investigadores han comprobado en muestras obtenidas de pacientes con cáncer de colon que estas mismas células estaban presentes en aquellos con un mayor riesgo de recurrencia del cáncer tras el tratamiento. También han constatado que si estas células se eliminan mediante técnicas genéticas se puede prevenir la formación de metástasis; es decir, los ratones que desarrollan cáncer de colon se mantienen libres de enfermedad tras la extirpación del tumor primario, y no sufren recaídas posteriores. Han desarrollado también una estrategia terapéutica para erradicar específicamente la enfermedad residual y prevenir la recurrencia, demostrando que las metástasis incipientes se pueden eliminar mediante un tratamiento con inmunoterapia previo a la cirugía.

PUBLICIDAD

“Nuestro descubrimiento revela por primera vez cómo se comporta el grupo de células tumorales responsable de las recaídas, y también los genes que las definen. Además, representa una prueba de concepto que abre vías de desarrollo de nuevas terapias, dirigidas específicamente a eliminar la enfermedad residual, así como de nuevas herramientas diagnósticas para identificar aquellos pacientes con mayor riesgo de recaída. Por último, nuestro estudio sugiere una revisión de las pautas clínicas en el tratamiento de este tipo de cáncer porque, en muchos casos, sería recomendable aplicar la inmunoterapia antes de la cirugía”, concluye el Dr. Batlle.

Fuente: Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB)

Actualizado: 12 de noviembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD