PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Un análisis de sangre mejorará el tratamiento del cáncer de próstata

El tratamiento del cáncer de próstata avanzado podría mejorar con un nuevo análisis de sangre que detecta el ADN del tumor, e identifica a los pacientes susceptibles de beneficiarse de un nuevo medicamento.
Un análisis de sangre mejorará el tratamiento del cáncer de próstata

El test sanguíneo también se puede utilizar para analizar de nuevo el ADN del tumor enla sangre tras el inicio del tratamiento.

22 de Junio de 2017

Un nuevo análisis de sangre puede contribuir a mejorar el tratamiento del cáncer de próstata y prolongar la supervivencia en algunos casos de enfermedad avanzada, porque detecta el ADN del cáncer en la sangre, y permite identificar a aquellos pacientes con determinadas mutaciones en los genes que podrían beneficiarse de la administración de un nuevo medicamento denominado olaparib, según han explicado investigadores del Instituto de Investigación del Cáncer de Reino Unido.

El test sanguíneo también se puede utilizar para analizar de nuevo el ADN del tumor enla sangre tras el inicio del tratamiento, de forma que los pacientes que no respondan al fármaco con la rapidez esperada puedan someterse a otras opciones terapéuticas. Y, finalmente, esta prueba médica permitirá comprobar la evolución del cáncer y los posibles signos de resistencia al tratamiento.

Como ha explicado Johann Bono, que ha dirigido al equipo de científicos que ha desarrollado esta prueba, se trata de un análisis 'tres en uno' que servirá a los médicos para seleccionar el tratamiento más adecuado a cada paciente, y comprobar si la administración de olaparib está funcionando en un periodo de entre cuatro y ocho semanas, además de monitorizar el cáncer a largo plazo.

Cómo actúa olaparib contra el cáncer de próstata

Olaparib, que forma parte de un grupo de medicamentos denominados inhibidores de PARP (inhibidores farmacológicos de la enzima poli ADP), bloquea una enzima que necesitan las células del cáncer con alteraciones en en los genes BRCA 1 y 2 para reparar su ADN; cuando la enzima es desactivada, las células cancerígenas mueren.

Sin embargo, este tipo de fármacos no es efectivo en todos los pacientes, ya que algunos no presentan mutaciones en dichos genes, e incluso en los casos en los que sí funciona, puede hacerlo durante años, o perder su eficacia al cabo de un corto periodo de tiempo, de ahí la importancia del nuevo análisis de sangre para determinar a quién se le debe administrar y observar posteriormente la respuesta al tratamiento.

Se trata de un análisis de sangre 'tres en uno' que servirá a los médicos para seleccionar el tratamiento más adecuado a cada paciente, comprobar si está funcionando, y monitorizar la evolución del cáncer de próstata a largo plazo

La combinación del nuevo test y la administración de olaparib se ha probado en un ensayo clínico en fase II (TOPARP- A) –que se ha publicado en The Journal Cancer Discovery– en el que han participado 49 pacientes. Los resultados mostraron que el ADN del cáncer circulante en la sangre de los varones que respondieron al fármaco disminuyó una media del 49,6%, frente al 2,1% de aquellos que no respondieron a la terapia. Además, los pacientes en los que descendieron los niveles del ADN cancerígeno en sangre sobrevivieron, de media, 17 meses, frente a 10,1 meses de aquellos cuyos niveles permanecieron elevados.

Los autores del trabajo han destacado que este nuevo análisis de sangre es una manera sencilla, barata, y no invasiva, de evaluar la efectividad del tratamiento contra el cáncer de próstata y monitorizar su evolución, y que constituye un paso más en la medicina de precisión para combatir esta enfermedad, que también se podría emplear en otros tipos de cáncer, si bien es necesario realizar nuevos estudios con un mayor número de pacientes para confirmar los resultados y comprobar su seguridad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD