PUBLICIDAD

El cáncer, principal causa de muerte por enfermedad en países ricos

En los países ricos las muertes por cáncer duplican a las producidas por enfermedades cardiovasculares, al contrario que en los países pobres, donde las patologías cardíacas son la causa más frecuente de mortalidad.
Escrito por: Caridad Ruiz

05/09/2019

Persona en el hospital por cáncer

El 70% de las enfermedades cardiovasculares se deben a unos pocos factores de riesgo que se pueden modificar, y esta es la principal razón por la que en los países pobres –donde la prevención y el tratamiento de estos problemas de salud es aún deficiente– continúan siendo la causa más frecuente de muerte por enfermedad, con un 40% de todos los casos, y en los países con ingresos medios suponen un 41%, mientras que en los países ricos solo un 23% de la población fallece por este motivo, y el cáncer es el responsable del 55% de los fallecimientos (del 30% en los países de economía media, y del 15% en los más pobres).

Es decir, que en los países con mayores recursos económicos la mortalidad por cáncer duplica a las muertes producidas por patologías del corazón o del aparato circulatorio, aunque los expertos vaticinan que en unas décadas los países con ingresos medios y bajos seguirán el mismo camino marcado por los ricos, y el cáncer se convertirá en la principal causa de muerte en todo el mundo. Estas son las conclusiones de dos estudios internacionales que se han presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, que se está celebrando en París (Francia).

El tratamiento de las patologías cardíacas, mejor en los países ricos

Para la primera investigación, publicada en la revista The Lancet, se hizo un seguimiento de 162 534 personas de entre 35 y 70 años, procedentes de 21 países, entre 2005 y 2016. Descubrir que en los países ricos las muertes por enfermedades cardiovasculares son la mitad que las que provoca el cáncer resulta paradójico, ya que en las zonas de altos ingresos se dan con más frecuencia los factores de riesgo asociados a su desarrollo como el tabaquismo, la mala alimentación, la obesidad, el consumo de alcohol, el sedentarismo, o la hipertensión.

Los expertos vaticinan que en unas décadas el cáncer se convertirá en la principal causa de muerte en todo el mundo

La clave de esta contradicción se halla en la asistencia médica: y es que la población de los países ricos tiene un mejor acceso a los avances médicos para tratar tanto las patologías cardiovasculares, como los factores de riesgo que las provocan. En cambio, los tratamientos para aumentar la supervivencia en los pacientes de cáncer, o las campañas de detección precoz de ciertos tumores no se han descubierto aún, o en muchos países no se han puesto en marcha, o lo han hecho hace poco tiempo.

Factores de riesgo cardiovascular diferentes según el país

Respecto a la segunda investigación, también publicada en The Lancet, y que se realizó en los mismos 21 países, con 155 722 participantes, mostró que algunos de los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión, son iguales en todos los países, pero otros difieren según se trate de un país rico o pobre.

En los países más desfavorecidos los factores que más influyen son el bajo nivel educativo, la contaminación ambiental, la baja fuerza muscular y las dietas no saludables. Sin embargo, apenas se ha prestado atención a estas circunstancias en comparación con otras, como la obesidad, los elevados niveles de colesterol, las dietas ricas en sal, el sedentarismo, el tabaquismo, o el consumo de alcohol.

Estos dos estudios forman parte del proyecto PURE (Prospective urban and Rural Epidemiological Study), que se realiza con 225 000 participantes de 27 países, y que investiga cómo los factores económicos influyen en el estilo de vida y en la alimentación de la población, y estos a su vez en las enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD