PUBLICIDAD

Un antibiótico oral en pruebas resulta eficaz contra la gonorrea

Zoliflodacina, un nuevo antibiótico oral para combatir la gonorrea, una enfermedad de transmisión sexual muy resistente, ha resultado eficaz para tratar esta infección en el tracto urinario y genital y el recto.
Escrito por: Eva Salabert

14/11/2018

Tratamiento antibiótico para tratar la gonorrea

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que afecta especialmente a jóvenes de ambos sexos de entre 15 y 24 años, y que si no se trata adecuadamente puede tener graves complicaciones, desde el desarrollo de enfermedad inflamatoria pélvica o infertilidad, hasta un embarazo ectópico o un aumento del riesgo de contraer el VIH, e incluso la posibilidad de que la mujer embarazada transmita la infección a su bebé.

Como ha ocurrido con otro tipo de infecciones bacterianas, la gonorrea ha desarrollado resistencias a la mayoría de los medicamentos que se usan para combatirla, y podría convertirse en una patología incurable. Ahora, un estudio en el que se ha probado la zoliflodacina, ­un nuevo antibiótico oral para tratar esta infección, ha demostrado que su eficacia es similar a la de la ceftriaxona, el único antibiótico que continúa siendo efectivo contra la Neisseria gonorrhoeae, la bacteria responsable de la enfermedad.

La zoliodacina oral curó el 96% de las infecciones del tracto genital y urinario, y todas las infecciones gonorreicas rectales

El ensayo, que se ha publicado en New England Journal of Medicine, se llevó a cabo entre noviembre de 2014 y diciembre de 2015, y contó con la participación de 179 personas (167 varones y 12 mujeres que no estaban embarazadas), con edades comprendidas entre los 18 y los 55 años, y que presentaban síntomas de gonorrea urogenital no complicada o gonorrea urogenital no tratada, o que habían mantenido relaciones sexuales con alguien que padecía la infección en los 14 días previos a la inscripción.

Eficacia similar a la de la ceftriaxona inyectable

Estas personas se dividieron en grupos de forma aleatoria y recibieron, o bien una única dosis de dos o tres gramos de zoliflodacina oral, o una dosis de 500 mg de ceftriaxona inyectable. Se comprobó que el fármaco oral curó el 96% de las infecciones del tracto genital y urinario, y todas las infecciones gonorreicas rectales (tanto las de los 4 participantes a los que se administraron 4 gramos, como los 6 que recibieron la dosis de tres gramos), al igual que la ceftriaxona (3 personas).

Por el contrario, zoliflodacina no resultó tan eficaz en el tratamiento de las infecciones faríngeas por gonorrea, y en este caso solo el 67% de los que recibieron la dosis de dos gramos (4 de 6), y el 78% de los que recibieron la de 3 gramos (7 de 9) lograron curarse, mientras que todos aquellos a los que se les administró ceftriaxona inyectable (4) superaron la infección. El año próximo comenzarán los ensayos clínicos en fase III para confirmar la seguridad y eficacia de este nuevo tratamiento contra la gonorrea que, de obtener resultados positivos, podría ser evaluado y aprobado por la FDA en 2020.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD