PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Mesa basculante
La prueba de la mesa basculante se emplea para estudiar el origen de desvanecimientos, desmayos y síncopes, y comprueba si el corazón es capaz de responder a cambios de tensión y de gravedad correctamente.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Preparación para la prueba de la mesa basculante

Preparación para la prueba de la mesa basculante

La prueba de la mesa basculante no requiere ingreso

Si te van a realizar una prueba de la mesa basculante estas son las cuestiones que debes tener en cuenta para ir bien preparado el día de la prueba:

  •  Duración: dura entre una y dos horas. Se realiza en varios pasos, y se requiere una preparación del material que ocupa algo de tiempo.
  •  Ingreso: la prueba de la mesa basculante se realiza en un centro hospitalario con una Unidad Cardiaca, pero no requiere ingreso, por lo que podrás ir ese mismo día al hospital y después de la prueba podrás marcharte a casa de nuevo.
  •  ¿Es necesario ir acompañado?: sí, es recomendable que alguien te acompañe. La prueba no requiere ayuda y después podrás volver solo a casa, pero es mejor que alguien esté contigo por si durante la prueba aparecen nuevos hallazgos.
  •  Medicamentos: no es necesario tomar ningún medicamento previo. Se debe comunicar al médico todas las medicinas que se toman habitualmente, y él decidirá cuáles suspender o mantener, especialmente si tomas fármacos contra la epilepsia, trastornos psiquiátricos, antiarrítmicos, relajantes musculares, o antihipertensivos.
  •  Comida: no comas ni bebas nada cuatro horas antes de la prueba. Si se te realiza por la mañana es mejor que vayas en ayunas.
  •  Ropa: puedes acudir a la cita de la prueba con la misma ropa de cada día. Allí te darán un pijama para que te cambies y estés cómodo durante la prueba.
  •  Documentos: es mejor traer contigo el volante en el que se indica la realización de esta prueba. Se recomienda llevar el documento nacional de identidad y el historial médico sobre las enfermedades a estudio, si las tienes, aunque el médico ya lo tendrá con él. Normalmente no te darán ningún documento después de la prueba porque se tarda un tiempo en analizarlos.
  •  Embarazo y lactancia: la prueba de la mesa basculante no está contraindicada en el embarazo o lactancia, aunque no se realice mucho en esas situaciones porque las constantes biológicas que se estudian están alteradas de por sí durante estas etapas.
  •  Contraindicaciones: no se debe realizar la prueba a personas con enfermedades graves del corazón, porque los posibles riesgos superan al probable beneficio diagnóstico.

Etiquetas: 

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD