Apnea del sueño
Muchas personas padecen apnea del sueño sin saberlo, y es que los afectados no pueden comprobar el síntoma más común, el ronquido; pero hay otros signos que pueden hacer sospechar la presencia del trastorno.

Diagnóstico de la apnea del sueño

Actualizado: 17 de febrero de 2020

Las pausas ocasionales en la respiración no tienen por qué ser siempre patológicas.Por ello, se considera apnea del sueño cuando estas pausas ocurren más de treinta veces durante el sueño nocturno. Otros dos puntos claves para llegar a un diagnóstico de la apnea del sueño son tener una entrevista con el paciente y realizar una polisomnografía.

Entrevista al paciente

Es importante la entrevista clínica, donde se ha de preguntar al paciente o a su compañero de cama por la presencia de ronquidos, pausas en la respiración u otros trastornos del sueño. La presencia de hipertensión arterial y obesidad orientan al diagnóstico de apnea del sueño.

Polisomnografía

El diagnóstico definitivo del síndrome de apnea obstructiva del sueño se consigue mediante una prueba conocida como polisomnografía. Se trata de un tipo de estudio del sueño donde se evidencian los episodios del cese de la respiración. Esta prueba consiste en situar una serie de sensores (electrodos) en diversas zonas del cuerpo y conectarlos a un equipo que vigila la actividad del corazón, los pulmones y el cerebro, así como los patrones respiratorios, los movimientos de los brazos y las piernas, y las concentraciones de oxígeno en la sangre. De esta manera, el registro que se consigue proporciona información sobre la existencia de apneas, el número de éstas y las repercusiones que han tenido en los diferentes órganos.

Estudio del sueño

Debido a que los tratamientos de los diferentes trastornos del sueño son diferentes, es importante realizar un diagnóstico preciso, y determinar exactamente cuál es el problema que origina la alteración en el sueño.

Creado: 20 de julio de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD