Neuralgia del trigémino
El trigémino es un nervio facial que puede alterarse y provocar episodios de intenso dolor en uno o ambos lados de la cara. Aún no es posible curar la neuralgia del trigémino, pero hay tratamientos capaces de controlar el dolor.

Causas de la neuralgia del trigémino

Actualizado: 28 de junio de 2022

En la mayoría de los casos la causa de la neuralgia del trigémino es desconocida, aunque es posible que hasta el 94% de las neuralgias de este tipo sean producidas por la compresión y distorsión del nervio en la fosa posterior del cráneo por una arteria o una vena anómalas. La arteria involucrada con mayor frecuencia es la cerebelosa posteroinferior. La presión ejercida por ese contacto entre la vena o arteria con el nervio trigémino causa su mal funcionamiento, dando lugar a este tic doloroso

PUBLICIDAD

La neuralgia del trigémino también puede ser secundaria a enfermedades como la esclerosis múltiple (aunque no es frecuente que los pacientes con esclerosis múltiple padezcan neuralgia del trigémino) o similares que dañen la vaina de la mielina que protege ciertos nervios, a lesiones ocupantes de espacio (como tumores o quistes que compriman el nervio trigémino), o a malformaciones de la fosa posterior del cráneo.

También puede ser consecuencia del envejecimiento, por lo que se debe descartar siempre un origen secundario de la neuralgia si el trastorno aparece antes de los 40 años, si existen alteraciones neurológicas en la exploración realizada por el médico, cuando afecta a la zona inervada por la rama oftálmica, y cuando los síntomas sean bilaterales.

PUBLICIDAD

En la mayoría de los afectados existen las denominadas zonas gatillo, es decir, áreas de la piel o de las mucosas cuya estimulación desencadena la neuralgia. Los estímulos más habituales que lo desencadenan son hablar, comer, reírse, lavarse los dientes o la cara, maquillarse o desmaquillarse y afeitarse, entre otros.

PUBLICIDAD

Creado: 6 de febrero de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD