PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Nueva estrategia para evitar la transmisión de la malaria

Un grupo de científicos ha logrado modificar a los mosquitos que transmiten la malaria para que sean resistentes al parásito responsable de la enfermedad, y varias generaciones de insectos hereden, además, dicha inmunidad.
Mosquito transmisor de la malaria

13 de Mayo de 2013

Un grupo de científicos ha realizado un ensayo, cuyos resultados se han publicado en ‘Science’, en el que ha logrado modificar a los mosquitos que transmiten la malaria de forma que no solo sean resistentes al Plasmodium falciparum, el parásito responsable de esta enfermedad, sino que esta ‘inmunidad’ sea heredada por varias generaciones de estos insectos, una estrategia que podría evitar el contagio a los seres humanos.

Para conseguirlo, los investigadores inyectaron una bacteria, la Wolbachia, a ejemplares de Anopheles stephensi, la variedad de mosquitos que provoca la mayoría de los casos de malaria en el sureste asiático. Esta bacteria es capaz de neutralizar al parásito tanto en el intestino, que es donde madura, como en las glándulas salivares del mosquito, desde donde accede a los seres humanos mediante la picadura del insecto.

Los investigadores consiguieron que la 'protección' frente al parásito responsable de la malaria, llegase a ser heredada por hasta ocho generaciones de mosquitos

Durante la investigación se hicieron pruebas cruzando a hembras del mosquito portadoras de la bacteria con machos sanos, hasta conseguir que la infección, y consecuentemente la protección frente al parásito, llegase a ser heredada por hasta ocho generaciones de insectos.

Los autores del estudio explican que tras inocular la Wolbachia en un grupo de mosquitos, la infección se va transmitiendo de forma natural a través de los cruces entre ejemplares, lo que permitiría ahorrar costes en el control de la malaria. Queda por comprobar si otra especie de mosquitos, Anopheles gambiae, que es la principal transmisora de la enfermedad en África, reacciona de la misma forma tras la inoculación de la bacteria.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''