Existen numerosos microorganismos que pueden infectar las vías urinarias y causar cistitis, aunque los más comunes son los bacilos gramnegativos. El agente etiológico más frecuente es el bacilo intestinal Escherichia coli, responsable de un 80% de las infecciones agudas. El 20% restante incluye microorganismos como Staphylococcus saprophyticus, Proteus mirabilis, Proteus vulgaris, Klebsiella sp., Streptococcus faecalis y Pseudomonas aeruginosa.

En la mayoría de los casos la causa es un solo germen (E. coli) y en un 5% de las infecciones son polimicrobianas, y las asociaciones que se producen con mayor frecuencia en estos casos son E. coli y P. mirabilis en el 60% de los casos, y E. coli junto a enterococo en el porcentaje restante.

Durante el embarazo, los agentes causantes de la infección son los mismos que los hallados en las mujeres no embarazadas; sin embargo, es posible detectar en menor medida a Enterococcus sp, Gardnerella vaginalis y Ureaplasma urealyticum. En el caso de las infecciones complicadas, E. coli sigue siendo el principal agente causante.

Los pacientes sondados suelen presentar infecciones polimicrobianas. Hongos, como Candida sp., tienden a encontrarse en pacientes diabéticos, inmunosuprimidos, o en aquellos que están recibiendo antibióticos de amplio espectro.

Creado: 21 de julio de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD