Para prevenir sus molestias, lo mejor es evitar la aparición de las hemorroides corrigiendo, en la medida de lo posible, las causas que las originan:

Alimentación para las hemorroides

Es muy importante sustituir una dieta inadecuada por otra rica en fibra, frutas, legumbres y verduras, así como ingerir entre un litro y medio y dos litros de agua al día para evitar el estreñimiento. La fibra tiene la cualidad de absorber el agua y aumentar el volumen de las heces, cuya consistencia es más blanda y, por lo tanto, facilita su evacuación. Es conveniente disminuir el consumo de sal, debido a que favorece la retención de líquidos y, por lo tanto, provoca congestión venosa. La ingestión de alcohol, por su parte, perjudica la circulación sanguínea, dificulta la digestión e irrita el estómago y los intestinos.

También se debe moderar el consumo de ciertos alimentos y sustancias irritantes, como: chile, especias, mostaza, vinagre, ajo, cebolla, grasas y café.

Ejercicios a hacer (y a evitar)

Practicar deporte suave de forma regular, como caminar o nadar, tonifica la musculatura, activa la circulación y ayuda a mejorar el tránsito intestinal, reduciendo la posibilidad de padecer hemorroides. Sin embargo, ciertos deportes como el ciclismo, la equitación y el motociclismo no son aconsejables. Tampoco lo son aquellos que conlleven realizar grandes esfuerzos (por aumentar la presión sobre la zona anorrectal), y los que supongan cargas excesivas de peso (como la halterofilia).

Cuida la postura

Procurar no permanecer de pie o sentado durante largos periodos de tiempo.

Ritual al defecar

Hay que evitar esfuerzos al defecar y utilizar papel higiénico suave, toallitas húmedas o baños con agua tibia, para limpiar el ano. Muchas personas sienten dolor al evacuar cuando tienen estreñimiento y evitan o retrasan ir al baño, lo que produce más estreñimiento y empeora el cuadro hemorroidal. Tampoco se debe retrasar el momento de ir al baño cuando se presenta la necesidad, ni permanecer mucho tiempo sentado en el inodoro.

Prevención de las hemorroides

Evitar el sobrepeso

El exceso de peso, especialmente si la grasa se concentra en el abdomen, comprime las venas hemorroidales.

Ropa cómoda

No se debe utilizar ropa muy ceñida.

Cuidar los esfuerzos

Realizar grandes esfuerzos, como levantar objetos muy pesados con frecuencia, puede facilitar la aparición de hemorroides.

Creado: 12 de julio de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD