PUBLICIDAD

Noticias Mascotas

Los perros policía también merecen una buena jubilación

La ONG “Héroes de cuatro patas”, nacida en 2015, vela por la jubilación de los perros de trabajo, quienes concluido su servicio en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado merecen un retiro digno y de calidad.
Los perros policía también merecen una buena jubilación

La ONG 'Héroes de cuatro patas' pretende devolver a los perros de trabajo el servicio que han prestado durante años a la sociedad.

21 de Junio de 2016

En 2015 nacía la ONG “Héroes de cuatro patas” de la mano de integrantes del Cuerpo Nacional de Policía que buscaban ofrecer una jubilación digna y de calidad a los perros de trabajo utilizados por las distintas Unidades Caninas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como de la Seguridad Privada, y devolverles con ello el favor por el servicio que han prestado durante años a la sociedad.

En algo más de un año, gracias al trabajo de la organización, se han jubilado ya 56 perros que por cuestiones de edad, pérdida de facultades, discapacidad o enfermedad ya no podían seguir realizando su trabajo. Desde la ONG explican que son animales especiales con increíbles cualidades físicas y que se han comportando como auténticos héroes para nuestra sociedad. Merecen, por tanto, que al finalizar su carrera profesional encuentren una familia que pueda atender sus necesidades para una jubilación plena y feliz.

En “Héroes de cuatro patas” estudian las solicitudes que llegan para encontrar las familias que mejor se adaptan a las necesidades que los perros de trabajo tienen para que logren un retiro de calidad

Y es que estos perros de trabajo no sólo han ayudado a salvar vidas sino que, en muchas ocasiones, han sido imprescindibles para detener delincuentes y detectar drogas o explosivos, entre otras funciones. Todo ello gracias a duros entrenamientos y a unas rutinas muy establecidas.

En la página web de “Héroes de cuatro patas” podemos encontrar las fotos y las historias de estos perros que tras haber servido a la sociedad quieren jubilarse y buscan una familia. De las solicitudes que la ONG recibe, se seleccionan cuidadosamente las que realmente cumplen con los requisitos y mejor se adecúan a las necesidades del perro de forma que encuentre un hogar de calidad para su retiro. Después, comienza un cuidadoso protocolo y proceso de adopción en el que se cuidan todos los detalles y en el que las familias son asesoradas por el experto que mejor conoce al perro que se vaya a adoptar en cuestión.

Antes de comenzar el proceso de adopción de un perro de trabajo se recomienda analizar si reunimos las condiciones óptimas para ello, siendo el tiempo, el gasto económico y el espacio las principales cuestiones a tener en cuenta, como ocurriría con la adopción de cualquier otro animal. Sin embargo, con este tipo de canes, además, es recomendable recibir información sobre su carácter o qué cuidados específicos pudiera necesitar, si se diera el caso.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD