PUBLICIDAD

Noticias Mascotas

Por qué en España se sigue abandonando a perros y gatos

La Fundación Affinity realiza un año más un estudio sobre el abandono de perros y gatos en España, y muestra los principales motivos por los que algunas personas deciden deshacerse de su mascota, y cómo podría prevenirse.
Por qué en España se sigue abandonando a perros y gatos

A pesar de lo que se cree la llegada del verano y de las vacaciones no es el motivo principal de abandono de perros.

07 de Julio de 2017

¿Cómo una persona puede ser capaz de abandonar a su fiel amigo de cuatro patas? Resolver esta pregunta, que puede generar escalofríos en muchas personas, ha sido lo que ha pretendido hacer una año más la Fundación Affinity a través de su Estudio sobre el abandono y la adopción 2017. Según los datos registrados, el pasado año un total de 104.447 perros y 33.335 gatos fueron recogidos por las protectoras españolas. Una cifra elevada que, a diferencia de años anteriores ha visto frenado su descenso y se mantiene estancada respecto al estudio del año anterior, cuando se registraron un total de 137.782 perros y gatos abandonados. “Que sigamos teniendo estas cifras es preocupante –cuenta Isabel Buil, la directora de la Fundación Affinity– es necesario que haya una mayor intervención por parte de todos los estamentos, tanto públicos como privados, para combatir este problema”.

Un dato sorprendente es que, a pesar de lo que popularmente se cree, la llegada del verano y de las vacaciones no es el motivo principal de abandono de perros. Tal y como refleja el mencionado estudio, las tasas de recogida de canes por parte de las protectoras se mantienen casi idénticas durante todo el año. Concretamente, según el informe, durante el primer cuatrimestre se registró una tasa de abandono del 33%, durante el segundo fue de un 34%, y en el tercero fue de un 33%.

El pasado año, un total de 104.447 perros y 33.335 gatos fueron recogidos por las protectoras españolas

Algo diferente a lo que sucedió con los gatos, animales que, por su ciclo natural de reproducción estacional (entre mayo y septiembre), sí que sufren picos de abandono debido al nacimiento de camadas no deseadas. De este modo, cuando más gatos llegan a las protectoras es en el segundo cuatrimestre del año, con una tasa del 42%, mientras que en el primer y tercer cuatrimestre las tasas de abandono son del 27 y 31%, respectivamente.

Según la investigación, el principal motivo por el que una persona decide desentenderse de su mascota es debido a las camadas indeseadas, representando un 15% de los abandonos. En segundo lugar (13%) se encuentran problemas de comportamiento del animal y el fin de la temporada de caza. El factor económico, que había sido durante ocho años un motivo frecuente, pierde fuerza y se sitúa como la cuarta razón para desprenderse de su perro o gato, con un 12%. Por último, un 8% de los abandonos se producen porque la persona propietaria declara haber perdido interés en su animal de compañía.

Claves para prevenir el abandono animal

Con estos datos sobre la mesa, Isabel Buil destaca que la esterilización de los animales, para no encontrarse de pronto con crías que no puedas mantener, podría ser una de las claves para reducir la magnitud de este problema. Asimismo, advierte de que el porcentaje de perros y gatos con microchip que habían sido recogidos por protectoras había descendido respecto al año pasado. Algo que no debe pasar desapercibido ya que, como recuerda Buil, la identificación forma parte, junto a la esterilización y la adopción, de los pasos necesarios para conseguir una disminución en los casos de abandono.

Asimismo, dicha fundación también recuerda que uno de los principales factores que influye en la magnitud de este problema se encuentra en el propio Código Civil español, pues considera a los animales como bienes semovientes (cosas), y no como seres vivos. “Nuestro Código Civil, que desde la fundación trabajamos para cambiarlo, provoca que los animales sean susceptibles de apropiación y de libre disposición por parte de sus propietarios, y ello genera consecuencias perjuicios para las mascotas en casos de divorcios, embargos, o accidentes de tráfico, por ejemplo”.

Antes de comprar una mascota hay que reflexionar sobre si se va a ser capaz de atender debidamente, o de poder educarle en caso de que sea necesario mejorar su comportamiento.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''