PUBLICIDAD

Confirman que la THS aumenta el riesgo de cáncer de mama

La terapia hormonal sustitutiva (THS) que se usa para reducir los síntomas de la menopausia puede aumentar el riesgo de cáncer de mama, sobre todo si se toma durante 10 años o más, según revela una revisión de 58 estudios.
Escrito por: Natalia Castejón

30/08/2019

Mujer tomando fármacos para mejora los síntomas de la menopausia

Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) ha encontrado evidencias que indican que existe una relación entre todos los tipos de terapia hormonal sustitutiva (THS), excepto los estrógenos administrados por vía vaginal, y un riesgo más elevado de desarrollar cáncer de mama.

En la nueva investigación, que ha sido publicada en la revista The Lancet, se han analizado 58 estudios previos en los que participaron 108647 mujeres con una edad de 65 años de promedio, entre 1992 y 2018, la mitad de las cuales habían utilizado fármacos con hormonas para mejorar los síntomas de la menopausia.

El riesgo depende del tiempo de consumo y la composición del fármaco

Después de relacionar todos los datos con los casos de cáncer de mama que se diagnosticaron en las participantes, los resultados indicaron que el riesgo de desarrollar tumores en el pecho tras haberse sometido a terapia con hormonas depende tanto del tiempo que se haya seguido el tratamiento, como de la composición del mismo, que puede ser solo con estrógenos, o con estrógenos unidos a progestágeno, diario, o intermitente.

Tomar la terapia hormonal sustitutiva durante 10 años podría aumentar al doble el riesgo de cáncer de mama, en comparación con seguirla durante cinco años

En el caso de las mujeres occidentales con un peso promedio que nunca han empleado THS para la menopausia, el riesgo promedio de sufrir cáncer de mama entre los 50 y los 69 años es alrededor de 6,3 por cada 100 mujeres, es decir, que aunque no sigan este tratamiento 63 de cada 1000 mujeres desarrollarán esta neoplasia entre los 50 y los 69 años de edad.

Los resultados del nuevo estudio indican, sin embargo, que entre las mujeres que toman durante cinco años los tres principales tipos de THS a partir de los 50 años de edad, las probabilidades de desarrollar un tumor mamario pasaban de este 6,3 de cada 100 al 8,3 de cada 100 en las que tomaron estrógeno más progestágeno a diario –un aumento absoluto de dos por cada 100 mujeres–, 7,7 si tomaron estrógeno más progestágeno intermitente –equivalente a 1,4 mujeres por cada 100–, y el 6,8 en las que ingirieron únicamente estrógeno –un aumento absoluto de 0,5 por cada 100 mujeres–.

Gillian Reeves, uno de los autores del estudio, ha declarado que usar la terapia hormonal para la menopausia durante unos 10 años podría aumentar al doble el riesgo de cáncer de mama, en comparación con seguir el mismo tratamiento durante cinco años. Sin embargo, reconoce que existe poco riesgo si se ingiere menos de un año, y ningún riesgo si la administración es por vía vaginal, pues no llega al torrente sanguíneo.

No obstante, hace hincapié en que son los médicos y las pacientes los que deben valorar si merece la pena asumir el riesgo para acabar con los síntomas de la menopausia, que en ocasiones pueden limitar significativamente la vida de las mujeres. Además, advierte que tener obesidad o sobrepeso aumenta más el riesgo de cáncer de mama que tomar la terapia de reemplazo hormonal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD