Tomar alcohol en la adolescencia duplica el riesgo de cáncer de mama

El consumo de alcohol eleva el riesgo de cáncer de mama, que puede llegar a duplicarse cuando su consumo se inicia en la adolescencia, debido a que en esta etapa es cuando se está desarrollando la glándula mamaria.
Escrito por: Natalia Castejón

07/09/2021

Alcohol de joven + riesgo cáncer de mama

El estilo de vida y la dieta son claves para la salud, y se sabe que tomar alcohol puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama más adelante, sobre todo en mujeres posmenopáusicas. Ahora, un estudio español realizado por investigadores del Instituto de Salud Carlos III del CIBERESP, de la Universidad Autónoma de Madrid y el grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama de 23 hospitales diferentes ha descubierto que estas probabilidades pueden llegar a duplicarse si el consumo moderado de este tipo de bebida se inicia durante la adolescencia.

El estudio epidemiológico, llamado EpiGEICAM, ha sido posible gracias a la participación de 2.034 personas –la mitad sin cáncer de mama–, de las cuales el 77,6% había declarado consumir alcohol a lo largo de su vida en mayor o menor cantidad. Se identificaron cuatro trayectorias de consumo de alcohol en las mujeres participantes: el 45% pertenecía al grupo de mujeres con consumo bajo de alcohol (menos de 5 gramos al día) a lo largo de su vida; la segunda, un 33% de mujeres que pasaron de un consumo bajo en la adolescencia a uno moderado en la etapa adulta (entre 5 y 15 gramos al día), el 16% que pertenecía al tercer grupo eran las que cambiaron una ingesta moderada en la adolescencia a una menor en la adultez, y el cuatro grupo, que correspondía al 6%, en el que se pasó de beber moderadamente en la adolescencia a un mayor consumo en la edad adulta (más de 15 gramos al día).

El consumo de alcohol afecta al organismo y en la adolescencia podría interferir en el desarrollo de la glándula mamaria, aumentando el riesgo de cáncer de mama

Los resultados, que se han publicado en el British Journal of Cancer, indicaron que cuanto más consumo acumulado de alcohol a lo largo de la vida se tuviese, mayor era el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Además, observaron que las mujeres que presentan una ingesta moderada de este tipo de bebidas en la adolescencia y un consumo mayor en la edad adulta tenían el doble de riesgo de padecer un tumor mamario, en comparación con aquellas que tomaron niveles bajos de alcohol durante toda su vida.

Mayor riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas

Esta asociación podía deberse a una explicación biológica, pues es me la adolescencia cuando comienza a desarrollarse la glándula mamaria, y el alcohol podría interferir de manera negativa en este proceso. El siguiente grupo en tener más riesgo fue el de las mujeres que pasaron de un consumo moderado en la adolescencia a menos consumo en la adultez, y en tercera posición, aquellas que de tomar poco alcohol cambiaron a hacerlo de manera moderada.

Entre los hallazgos también destacan que la relación entre el alcohol y el cáncer de mamá fue mayor en las mujeres postmenopáusicas, y especialmente en aquellas que tenían un peso corporal bajo o normal. “Este hecho podría explicarse en parte por el efecto que tiene el alcohol sobre el aumento de los niveles de estrógenos (hormonas sexuales femeninas), que podría ser más importante en mujeres posmenopáusicas, en las que el ovario deja de funcionar, e incluso más destacado en aquellas con menor cantidad de grasa corporal, ya que el tejido graso es la principal fuente de estrógenos tras la menopausia”, explica la Dra. Carolina Donat, principal autora del estudio.

Con este estudio los investigadores han querido alertar de los riesgos que tiene el consumo de alcohol en adolescentes, y de la importancia de que se desarrollen políticas de salud para contribuir a sensibilizar a la sociedad y especialmente a los adolescentes de los riesgos que conlleva el consumo de alcohol y su relación con el desarrollo de un cáncer de mamá a lo largo de la vida.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD