PUBLICIDAD

Una novedosa terapia elimina un agresivo cáncer de páncreas en ratones

Una terapia experimental probada en ratones logra la remisión completa del tipo de cáncer de páncreas más frecuente y agresivo –el adenocarcinoma ductal avanzado–, y abre una vía al desarrollo de nuevos tratamientos.
Escrito por: Eva Salabert

11/04/2019

Cáncer de páncreas

Por primera vez se ha conseguido la remisión completa de un tipo de cáncer de páncreas muy agresivo en el 50% de los modelos animales (ratones) en los que se ha empleado una nueva terapia experimental, que se basa en inhibir dos dianas moleculares –EGFR y c-RAF– que actúan como mediadoras de las señales de KRAS, un gen cuya mutación interviene en el desarrollo del 95% de los tumores de páncreas.

Este hito científico, que se ha publicado en Cancer Cell, es fruto del trabajo del equipo de investigadores que dirige Mariano Barbacid, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), y aunque el propio Barbacid ha pedido cautela y ha explicado que no tendrá utilidad clínica hasta dentro de cinco o 10 años como mínimo, y por lo tanto no podrá ayudar a los pacientes diagnosticados actualmente, supone un gran avance que abrirá una nueva vía de investigación para desarrollar nuevos tratamientos que sustituyan a la quimioterapia tradicional.

El tumor desapareció en la mitad de los ratones

El equipo de científicos modificó genéticamente a 12 ratones para que presentaran las mutaciones en KRAS responsables del adenocarcinoma ductal avanzado –el tumor pancreático más frecuente y agresivo–, y otra alteración común en otro gen involucrado en la enfermedad, el TP53, y modificaron de nuevo los genes de los animales para conseguir la inhibición de la molécula c-RAF y el bloqueo del receptor del factor de crecimiento epidérmico. Con esta complicadísima alteración genética consiguieron inducir primero el cáncer, y posteriormente impedir que siguiera creciendo, e incluso hacerlo desaparecer en seis de los ratones tratados.

El hallazgo no tendrá utilidad clínica hasta dentro de cinco o 10 años, pero abre una nueva vía para desarrollar tratamientos más eficaces contra el cáncer de páncreas

Con esta estrategia también lograron bloquear el crecimiento de nueve de los 10 tumores de páncreas humanos que se habían implantado en otros ratones que estaban inmunodeprimidos. En la actualidad no existe ningún fármaco que bloquee de forma selectiva c-RAF sin provocar efectos adversos, por lo que los resultados de esta investigación constituyen un gran avance para la búsqueda de tratamientos para un cáncer con una elevada tasa de mortalidad, ya que el 95% de los pacientes no sobrevive más de cinco años tras el diagnóstico.

El nuevo objetivo de los investigadores es averiguar por qué la terapia no resultó efectiva en la mitad de los ratones en los que se probó, y encontrar nuevas formas de inhibir la actividad de c-RAF mediante química de degradación, es decir, generando pequeñas moléculas que tengan la capacidad de degradar proteínas de manera selectiva y eliminarlas por completo de las células cancerosas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD