PUBLICIDAD

Abusar del alcohol de joven triplica el riesgo de cáncer de próstata

Tomar más de siete bebidas alcohólicas a la semana entre los 15 y los 19 años aumenta hasta tres veces el riesgo de desarrollar cáncer de próstata de alto grado en la edad adulta, según un estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

28/08/2018

Camarero sirviendo una bebida alcohólica a un joven

Photo by ELEVATE from Pexels

El riesgo de desarrollar cáncer de próstata de alto grado es tres veces mayor si se abusa del consumo de alcohol durante la juventud, al menos así lo ha expuesto un estudio realizado por Emma Allot, de la University of North Carolina at Chapel Hill (EE.UU.), que ha sido publicado en la versión impresa de la revista Cancer Prevention Research.

Los investigadores quisieron investigar si el consumo excesivo de alcohol en los primeros años de vida se asoció con la agresividad del cáncer de próstata más tarde, debido a que “la próstata es un órgano que crece rápidamente durante la pubertad, por lo que es potencialmente más susceptible a la exposición carcinogénica durante los años de la adolescencia”, aclaró Allott.

La investigación ha analizado a 650 hombres entre 49 y 89 años de edad que no tenían antecedentes de cáncer de próstata, los cuales tuvieron que rellenar un formulario sobre el consumo aproximado de bebidas alcohólicas que ingerían cada semana durante cada década de su vida. Después, se realizaron biopsias de próstata a los participantes y, entre 2007 y 2018, se obtuvieron los historiales clínicos sobre los casos de problemas de salud de los pacientes.

El riesgo de presentar cáncer de próstata tras consumir siete bebidas alcohólicas a la semana era 3,14 mayor si se hacía entre los 20 y los 29 años

El mayor riesgo es beber en la década de los 40 años

Los resultados fueron que el abuso de alcohol entre los 15 y 19 años no estaba relacionado con la aparición del cáncer de próstata general, no obstante, tomar siete o más bebidas alcohólicas a la semana a esas edades aumentaba hasta 3,2 veces el riesgo de tener cáncer de próstata de alto grado –crece más rápidamente y tiene más posibilidades de desarrollarse– en la etapa adulta. Este riesgo disminuía a 3,09 y 3,14 en los casos de esa ingesta se produjese entre los 30-39 y 20-29 años, respectivamente. Por último, beberlas en la etapa de 40-49 años hacía crecer hasta 3,64 veces las probabilidades de este tipo de enfermedad.

Según ha explicado la autora, puede ser que este efecto demostrado del alcohol sea consecuencia de una ingesta más temprana o vitalicia, en vez de deberse al consumo en el momento del diagnóstico. Sin embargo, ha hecho hincapié en que los resultados del estudio están limitados, pues la muestra es pequeña y está condicionada por el sesgo del recuerdo, que puede no ser fiel a la realidad.

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD