La técnica HIFU contra el cáncer de próstata, eficaz y poco invasiva

La técnica HIFU para tratar el cáncer de próstata, que evita terapias invasivas (cirugía o radioterapia) que pueden causar efectos secundarios como incontinencia o impotencia, muestra su seguridad y eficacia en un nuevo estudio.
Escrito por: Eva Salabert

08/09/2020

La técnica HIFU contra el cáncer de próstata

La cirugía o la radioterapia son terapias estándar en el tratamiento del cáncer de próstata que pueden causar efectos secundarios que incluyen incontinencia urinaria o impotencia. Ahora, sin embargo, emplear la técnica HIFU (High Intensity Focused Ultrasound) de forma local o dirigida para la ablación de la próstata constituye una eficaz alternativa a la cirugía o la radiación, que ofrece prometedores resultados y reduce el tiempo de recuperación del paciente, según ha demostrado un nuevo estudio publicado en The Journal of Urology.

La ablación focal con HIFU es un procedimiento no invasivo que usa un haz de ultrasonidos para elevar la temperatura en el interior de la próstata hasta aproximadamente 90 ºC con el objetivo de destruir áreas seleccionadas de los tejidos prostáticos. El procedimiento dura alrededor de dos horas y los pacientes generalmente pueden volver a casa el mismo día.

Tratar el cáncer de próstata con terapia focal HIFU reduce el riesgo de incontinencia urinaria o deterioro de la función sexual

En el estudio, realizado por científicos del USC Institute of Urology y Keck Medicine of USC (University of Southern California), se hizo un seguimiento a 100 hombres que se sometieron en Estados Unidos a un procedimiento HIFU para tratar su cáncer de próstata entre 2015 y 2019. Se trata del primer y mayor estudio destinado a examinar los resultados de la terapia focal con HIFU como tratamiento primario para este tipo de tumores en EE.UU.

La terapia HIFU evitó tratamientos radicales del cáncer de próstata

Durante el seguimiento el 91% de los pacientes sometidos a HIFU consiguieron evitar los tratamientos radicales. Además, el 73% de los pacientes no experimentó fallos en el tratamiento que tuvieran como consecuencia lo que los médicos definen como recurrencias clínicamente significativas del tumor, metástasis o mortalidad, ni necesitaron recibir terapia hormonal adicional, quimioterapia, cirugía o radioterapia.

Los resultados han demostrado que la terapia focal con HIFU conlleva un bajo riesgo de complicaciones y puede ayudar a preservar la calidad de vida de los pacientes, ya que de hecho ninguno de los pacientes estudiados sufrió incontinencia y tampoco manifestaron una disminución significativa en su función sexual. Tampoco experimentaron efectos adversos graves, aunque un pequeño porcentaje de ellos tuvo dificultades para miccionar o infecciones urinarias, que se resolvieron con facilidad. Por lo general, todos recibieron el alta el mismo día del procedimiento y reanudaron sus actividades cotidianas poco después.

El Dr. Andre Abreu, cirujano urológico en Keck Medicine y primer autor del trabajo, ha explicado que estos datos tan positivos apoyan el uso de la técnica HIFU para la ablación focalizada en los tumores de próstata, evitando los efectos secundarios de los tratamientos radicales, y ha añadido que esperan que sus hallazgos animen a los pacientes a consultar con sus médicos todas las posibles opciones de tratamiento para asegurarse de recibir una terapia personalizada que se ajuste a sus necesidades concretas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD