La FDA autoriza un test rápido de 5 dólares para detectar COVID-19

La FDA concede la autorización de emergencia a un test rápido y barato para detectar la infección por coronavirus desarrollado por Abbott, que puede diagnosticar COVID-19 en solo 15 minutos sin la intervención de un laboratorio.
Escrito por: Eva Salabert

28/08/2020

Test rápido para detectar el Covid-19

Un test rápido que detecta la infección por coronavirus en solo 15 minutos y ha sido desarrollado por la farmacéutica Abbott acaba de recibir la autorización de emergencia de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para su comercialización y se venderá al precio de cinco dólares.

La nueva prueba diagnóstica del COVID-19 se denomina BinaxNOW COVID-19 Ag Card, y según ha informado la compañía tiene el tamaño de una tarjeta de crédito, un diseño similar al de algunos test de embarazo, y los sanitarios pueden leer directamente los resultados en ella sin la intervención de un laboratorio.

En qué consiste el test de diagnóstico rápido de COVID-19

Para realizar la prueba se proporciona al paciente un hisopo nasal que posteriormente es insertado en el nuevo dispositivo, que está diseñado para identificar pequeñas proteínas presentes en la superficie del coronavirus, según se informa en la carta de aprobación de la FDA. Si se detecta la presencia de dichas proteínas el test muestra una línea coloreada que indica que el individuo está infectado.

BinaxNOW COVID-19 Ag Card este ha demostrado una sensibilidad del 97,1% y una especificidad del 98,5%

En los ensayos llevados a cabo para poner a prueba el BinaxNOW COVID-19 Ag Card éste ha demostrado una sensibilidad del 97,1% y una especificidad del 98,5%, según Abbott. La sensibilidad de un test significa que diagnostica correctamente a la mayoría de las personas infectadas con el virus, mientras que su especificidad indica que apenas se producirán falsos positivos.

Abbott también ha desarrollado una aplicación, Navica, que permitirá a las personas que se han realizado la prueba presentar los resultados de la misma en aquellos lugares en los que se exija ser negativo en COVID-19. Además, la prueba puede utilizarse para que todos aquellos que tengan que reunirse con un grupo numeroso de personas, como en el caso de los niños y adolescentes que regresan a la escuela o los trabajadores que se reincorporen a su centro de trabajo puedan confirmar que no están infectados.

Las pruebas de laboratorio para el coronavirus tienen una gran sensibilidad se pueden tardar días en conocer los resultados, mientras que las pruebas de antígenos son más baratas y rápidas que las pruebas de diagnóstico molecular y cuando su resultado es positivo se considera muy exacto, aunque también tiene más posibilidades de dar un resultado falso negativo que las pruebas de diagnóstico de laboratorio.

Un test de anticuerpos, disponible en España

Abbott ha anunciado también que ya dispone de la marca CE para que su nueva prueba serológica de laboratorio SARS-CoV-2 IgM (inmunoglobulina M) se utilice en España. Esta prueba de anticuerpos IgM resultará muy útil porque permitirá saber si un individuo ha desarrollado anticuerpos en respuesta al coronavirus, lo que indica una infección reciente o activa.

A diferencia de las PCR que detectan infecciones activas, este tipo de pruebas identifican anticuerpos, como IgM e IgG, para ayudar a determinar si alguien estaba infectado anteriormente. Se trata de la última prueba desarrollada por Abbott para apoyar la lucha contra el COVID-19 en España, y la compañía ya ha comenzado a distribuirla para contribuir a ampliar la capacidad diagnóstica global de pruebas de COVID-19.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD