PUBLICIDAD

La microbiota intestinal influye en los niveles de glucosa en sangre

La serotonina que sintetiza el intestino podría originar diabetes, ya que las bacterias intestinales influyen en la producción de este neurotransmisor, que afecta negativamente a los niveles de azúcar en sangre.
Escrito por: Caridad Ruiz

20/09/2019

Flora bacteriana

Las bacterias que se encuentran en el intestino podrían ser responsables en parte del desarrollo de diabetes, según una investigación en ratones que ha demostrado por primera vez que los microorganismos que componen la microbiota intestinal se comunican con las células encargadas de la producción de la serotonina, una hormona que todos identificamos con la felicidad y el bienestar, pero que también tiene su lado oscuro.

La serotonina es un neurotransmisor que se encarga de la regulación del sueño y el metabolismo, y que está muy relacionado con los estados de ánimo. Aunque estos efectos se relacionan con la actividad cerebral, lo cierto es que el 95% de la serotonina corporal se sintetiza en el intestino, y esta serotonina, según el nuevo estudio, puede influir de forma negativa en los niveles de azúcar en sangre y causar importantes problemas metabólicos.

El 95% de la serotonina corporal se sintetiza en el intestino, y puede afectar negativamente a los niveles de azúcar en sangre y causar problemas metabólicos

El estudio ha sido realizado en la Universidad de McMaster en Canadá, en la Universidad de Flinders (Australia), el Instituto de Investigación Médica y de Salud del Sur de Austria (SAHMRI, en sus siglas en inglés), y se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Los humanos obesos tienen mayores niveles de serotonina

En la investigación se descubrió cómo las bacterias de la microbiota envían señales a las células del intestino que producen la serotonina, aumentando su producción. Otras investigaciones previas de este equipo de científicos ya habían probado que un incremento de la serotonina en los humanos provoca enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes.

Según los investigadores, queda por descubrir cuáles son las bacterias responsables de enviar señales para que las células del intestino produzcan serotonina, con el objetivo es desarrollar algún tratamiento contra la diabetes, la enfermedad metabólica con mayor incidencia en los países desarrollados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD