PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La OMS recomienda no usar aún la vacuna experimental contra el ébola

En la República Democrática del Congo se han registrado 52 casos sospechosos de ébola, pero solo dos se han confirmado. La OMS recomienda extremar la vigilancia, pero no usar aún la vacuna experimental contra el virus.
Mujer siendo vacunada contra el ébola

La vacuna experimental contra el virus del Ébola aún no dispone de licencia.

31 de Mayo de 2017

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desaconsejado que de momento se utilice la vacuna experimental contra el virus del Ébola para combatir el nuevo brote de esta enfermedad que se ha detectado en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), en una zona situada a 1.400 kilómetros de Kinshasa, la capital del país, y que se encuentra bastante aislada, lo que ha contribuido a contener la propagación de la infección.

El portavoz de la OMS en el país, Eugene Kabambi ha informado de que hasta el viernes pasado había un total de 52 casos sospechosos de ébola registrado en la República Democrática del Congo –dos de los cuales han sido confirmados en laboratorio–, pero que la situación está de momento bajo control. Se han producido cuatro muertes, una de las cuales ya se ha confirmado en el laboratorio que se ha debido a este virus, mientras que los otros tres casos son por ahora sospechosos. Además, se mantiene el seguimiento a 294 personas que han tenido contacto con afectados.

Hace unos días el gobierno congoleño autorizaba el empleo de la conocida como rVSV-ZEBOV, la vacuna experimental contra el virus del Ébola desarrollada por Merck, que si bien aún no dispone de licencia, habría demostrado su efectividad en diversos ensayos clínicos realizado a finales de 2016.

Se han producido cuatro muertes, una de las cuales se ha confirmado en el laboratorio que se debe al ébola. Además, se mantiene el seguimiento a 294 personas que han tenido contacto con afectados

De hecho, si la OMS no ha recomendado todavía el despliegue internacional de la vacuna y el envío sin romper la cadena de frío –ya que sería necesario transportarla desde Guinea y mantenerla en todo momento a 80 grados bajo cero– es porque solo dos casos han sido confirmados en laboratorio; sin embargo, el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, ha garantizado que hay equipos de investigación que están vigilando la situación, y que si se produjeran nuevos casos se evaluarían nuevas opciones.

El gobierno congoleño y Médicos Sin Fronteras (MSF) están también trabajando para planificar la disponibilidad de la vacuna y que se pueda introducir con rapidez si fuera necesario. Además, las autoridades del país han aprobado un protocolo para iniciar una posible vacunación en anillo, que consiste en inmunizar a los contactos de las personas infectadas, y a los contactos de estos contactos, y que también incluye a los profesionales sanitarios.

Riesgo de que el virus del ébola se propague a la RCA

La OMS también alertó la semana pasada del riesgo que podría suponer que este nuevo brote de ébola se llegara a propagar a la vecina República Centroafricana (RCA), debido a que se han producido ataques de las milicias anti balaka que han empujado a miles de personas a refugiarse cerca del epicentro del brote, por lo que sería posible que se contagiaran y regresaran a su país infectados.

La RCA lleva cuatro años inmersa en conflictos internos que han acabado con la mayor parte de sus instalaciones sanitarias, y aunque cuando se produjo la grave epidemia de ébola en África Occidental, que acabó con la vida de más de 11.300 personas, desarrollaron un centro de tratamiento de esta enfermedad y un equipo de respuesta rápida para contener nuevos brotes en Bangui, la capital, fuera de ahí los medios disponibles son muy limitados, y los violentos enfrentamientos hacen que resulte muy difícil e inseguro viajar por el país.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD