El trasplante celular revierte el deterioro por esclerosis múltiple

El trasplante de células progenitoras de la glía humana en ratones con esclerosis múltiple progresiva logra reparar el deterioro que causa la enfermedad en el cerebro, reemplaza la mielina perdida y restablece la función motora.
Escrito por: Eva Salabert

21/05/2020

Hombre con esclerosis múltiple

Un estudio realizado en un modelo animal de esclerosis múltiple ha demostrado que el trasplante de células del cerebro humano –células gliales– consigue restaurar la pérdida de mielina que provoca esta enfermedad, reparando el daño cerebral y restaurando las funciones que se habían deteriorado.

Los resultados de la investigación, que se ha publicado en Cell Reports, proporcionan una evidencia científica clave para probar esta estrategia terapéutica en ensayos clínicos y, en caso de que se confirme su eficacia, podría emplearse para abordar otras patologías neurodegenerativas en las que también se produce una degeneración de la mielina como las  leucodistrofias pediátricas –enfermedades hereditarias en las que la mielina no se desarrolla–, así como en algunos accidentes cerebrovasculares que afectan a la materia blanca en adultos.

Recuperar la mielina destruida por la esclerosis múltiple

Steve Goldman, profesor de Neurología y Neurociencia en la Universidad de Rochester (EE.UU.) y principal autor del estudio, ha explicado que el trasplante de células gliales humanas logra efectivamente la remielinización en el cerebro adulto, un hallazgo que tiene relevantes implicaciones terapéuticas. Este científico y su equipo han desarrollado técnicas que les permiten manipular la señalización química de células madre embrionarias pluripotentes e inducirlas a crear glía.

El proceso de remielinización restableció la función motora en los ratones, por lo que este enfoque también podría aplicarse a otros trastornos neurológicos

Un subtipo de estas –las células progenitoras gliales– da lugar a los astrocitos y los oligodendrocitos, que desempeñan un importante papel para mantener la salud y la función de las células nerviosas. Las células gliales se encargan de producir mielina, una sustancia que aísla las células nerviosas y permite que se comuniquen entre ellas, pero el sistema inmunitario de los pacientes con esclerosis múltiple ataca a los oligodendrocitos y causa la pérdida de mielina, por lo que se interrumpen las señales entre las células nerviosas y esto se traduce en déficits sensoriales, motores y cognitivos.

Los autores del nuevo estudio demostraron que al trasplantar las células progenitoras de la glía humana en ratones adultos con esclerosis múltiple progresiva, las células migraban a otra zona del cerebro, creaban nuevos oligodendrocitos y reemplazaban la mielina perdida. Comprobaron además que este proceso de remielinización restableció la función motora en los ratones, por lo que creen que este enfoque también podría aplicarse a otros trastornos neurológicos.

La investigación está siendo ahora desarrollada por una startup de la Universidad de Rochester, Oscine Therapeutics, y la terapia experimental de trasplante celular para esclerosis múltiple y otros enfermedades gliales como la enfermedad de Huntington, se encuentra bajo revisión de la FDA (Agencia Americana del Medicamento) con el objetivo de que su uso sea aprobado en ensayos clínicos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD